lunes, 2 de abril de 2007

Conversaciones desde los cerros

Este domingo lo teníamos destinado a los hermanos, primo y amigo Cisternas de Gabriel.

Nos juntamos como de costumbre en la YPF, llegando Rebeca, Pancho y yo en un comienzo.

Entremedio de nuestra espera, llego un personaje vestido de azul, con una pinta de caminante novato. Me llamó la atención. Después con la llegada de Gabriel sabríamos que era su amigo Raúl Herrera.

Partimos sin más espera al Alto del Naranjo, panorama habitual nuestro.

Nos topamos con Cesar Masihy, personaje que no se veía hace mucho tiempo.

Subimos como de costumbre, animando constantemente a nuestro nuevo amigo Raúl. Todo iba bien hasta que en la canaleta, nuestro Patriarca decidió que era mucho esfuerzo, para el nuevo cerrista y que llegarían hasta ahí para tomar un descanso final en la canaleta.

A decir verdad, yo vi, que Raúl estaba en excelente estado físico y emocional para seguir y pese a la oposición de Gabriel, logré que continuara.

La Rebeca recordaba como nuestro Patriarca, cuando ella subió por primera vez la instaba a seguir adelante. Hoy no lo reconozco.

Bueno, a pesar de algunos y con argumentos que ya no recuerdo el grupo siguió adelante.

Llegamos con Raúl y la Rebeca al Quillay. Había mucha gente, entre ellos Francisco Toyos, que me dio mucha alegría verlo, ya que se le veía bien, después de todo su terremoto.

Esta vez no hubo elongaciones.

Bajamos y otro amigo estaba en nuestro destino. José Luis Ibáñez. Otro gran amigo perdido.

En la última parte de la bajada nuestro primerizo, en estos cerros por lo menos, sintió el exceso de la ruta. No tenia los zapatos adecuados y las ampollas le cobraron a sus pies.

Lo que más me llamó la atención del nuevo amigo, fue su paz interior, tenía un relajo imposible y logró hacer una subida que muchos nuevos no logran concretar.

Para mi fue bien especial, ya que Gabriel me lo entregó a mi responsabilidad y curiosamente este fin de semana no solo me tocó esa responsabilidad si no también cuidar a Bobo un precioso beagle, que me lo dejaron cuidando por el fin de semana y por el cual estoy folling in love.

(Texto de María Elena del Valle)

PD: estás fotos llegaron mas tarde de Cesar Masihy