jueves, 27 de enero de 2011

Nueva ruta Arrayán


Cerca de las 8m, me pasa a buscar Pancho y acelerando llegamos a la esquina de cita con otros subecerros: como no vimos a nadie, Pancho me propone dirigirnos hacia los Llanos de Javier ya que al parecer y por accidente, había comenzado a hacer una ruta nueva que lo llevaba a los cerros de la zona del Arrayán. Así que para allá partimos.

LLegando a la zona boscosa donde está la roca grande divisamos una par de carpas que permanecian a esa hora aún silenciosas . Un poco más adelante nos desviamos del camino que usualmente hacemos para ir a los llanos de Javier y seguimos un sendero que nos lleva a al cerro de la izquierda.


Cambios y más cambios hacen la vida más desafiante y al parecer la aventura de lo nuevo es lo que nos vuelve hacia adentro para re-armarnos,  re-conectarnos y re-crearnos hasta encontrar los recursos que necesitamos para re-sponder y re-accionar a estos mismos. Todos los "re" posibles son los que funcionan en esos momentos. Momentos que contienen dificultad, pueden ser algo incómodos, sentir algún dolor y seguro más de alguna tensión con otros, pero al fin de cuentas son los riesgos que se asumen antes de comenzar. Es una experiencia maravillosa que te mantiene al borde en equilibrio y concentración total, paso a paso sin perder la calma, se asoman destellos de ideas que configuran planes, que se transforman en proyectos y finalmente se vuelven realidades. Es una simple descripción del proceso creativo al que toda persona en potencia puede concientemente llegar siempre y cuando este conciente de su poder.


De los cambios que paulatinamente está realizando Pancho en su empresa para cumplir sus metas para este año 2011, versus el cambio que produce en las personas cuando estamos "emprendiendo" algún proyecto nuevo es de lo que conversamos con Pancho mientras subiamos. El hecho que además lo hacíamos recorriéndo un nuevo sendero no es causalidad, es sincronía hubiera dicho Gabriel que está de vacaciones en el sur.

Llegamos a una semi-cumbre bastante angosta que en otra oportunidad quedamos de continuar, la premura del tiempo y la responsabilidad de volver a tiempo para hacer un par de trámites antes de la última función de la ópera "Il filósofo di campagna" presentada dentro del programa Festival Internacional Santiago a Mil, espectáculo que resultó impecable y con una numerosa audiencia de ciudadanos de la comuna de San Joaquín, personas que en su inmensa mayoría jamás habían presenciado una ópera y menos en un teatro de lujo como el recién inaugurado teatro de la comuna.


La bajada la hicimos en dos tandas ya que tuvimos que retroceder un tramo hasta encontrar el sendero por el que subimos. Nos engañaron unos banderines rojos que estaban colocados en ciertas partes de la ruta. Esta nueva ruta es muy recomendable, contiene vistas hermosas hacía el valle del Arrayán, muchas aves y densa vegetación nos rodearon, otra posibilidad para futuros encuentros subecerros.

lunes, 10 de enero de 2011

Al cerro de los Secretos en la Ermita

Llegamos atrasados con la Rebeca al punto de encuentro, donde ya nos esperaban Pancho, la Vero y la Consuelo. Claro, me había quedado pegado leyendo el libro El Elemento de Ken Robinson, que está potente.

La decisión no fue fácil. Todos querían ir para lados distintos. Después de un silencio, Pancho propuso el cerro de los secretos y zas, acuerdo. Rapidito partimos.

Pancho contempla la vista hacia Santiago
Dejamos el auto en la Ermita, donde la Juanita y su marido Gabriel aun dormían.

No estaba el cobrador con el que hemos tenido algunas fintas, así que pasamos raudos. En la vuelta más arriba, conversamos unas palabras con la persona que arreglaba la casa de adobe que siempre había estado ahí, en el abandono. Buena cosa; se re-avivará.

subiendo la parte más difícil
La Rebeca trajo a colación el texto potente también de la Andrea Brandes, en el blog que lleva de los presos de la cárcel de alta seguridad CAS, donde hace su taller literario. Un poema, una imagen y sus palabras desde su mirada acerca de los ochenta y tantos muertos quemados en otra cárcel. No puedes no leerlo; por aquí.

Llegamos pronto a la torre y de ahí cuesta arriba. La temperatura, grata a esa hora de la mañana, aparte de que corría una brisa, que más tarde incluso aumentaría.



Hoy quedamos embelesados al ver los frutos del cactus ya abiertos, con las cientos de semillas en disposición de ser expelidas o transportadas por insectos a sus destinos aleatoreos definitivos.
Pero lo mejor fue la lección que nos dio el ver todo el rango de existencia desde la flor, la flor ya seca, el fruto maduro, y el fruto abierto ofreciendo sus semillas, herederas de la madre mata de cactus.

Vimos incluso muchas mariposas libando el néctar que traían esas semillas, probablemente para atraer a los acarreadores de dichos críos.




flor del cactus
Mirar la belleza de esa flor, como y con que facilidad se transforma en un resto reseco negro oscuro, para darle paso al fruto y de ahí los hijitos.

A alguien se le ocurrió pensar en si las flores contrataran un médico cirujano plástico para extender un rato más su belleza, antes de desintegrarse, ya cumplida su misión.

mariposas libando las semillas del cactus
Arriba, en la cumbre, a la sombra de un quillay, intentamos compartir secretos, haciéndole honor al nombre del cerro, sin mucho éxito. Historias macabras mas bien salieron a campar.

Mucho nos enteramos de los detalles del proceso de parto, de la epidural, descontinuada en Europa, de los dolores, muchos de ellos culturales, y de las gimnasias que hacen posible tener partos en casa incluso sin dolor. Ver para creer, pensamos algunos después de escuchar a esta médico meonatóloga que nos sube el nivel cultural de salud al grupo.

descanso en la cumbre
Quedó una tarea: averiguar si es cierto que la azucar es una droga, como le escuchó decir Gabriel a la Pía Sartorius.

Estaba tan grato nuestro descanso acompañado de las naranjas de Pancho, que optamos por innovar intentando una bajada por el surco de las aguas, de la quebrada al frente nuestro. Bajamos, dimos con el cauce y descendimos hasta la primera cascada seca, de unos 6 metros en picada. La pasada por el lado no se veía muy agradable, así que optamos por re-hacer el camino que habíamos hecho, hasta la cumbre y hacer la bajada clásica.

el estado de ánimo de la Vero en la cumbre
Y así fue. Bajamos rapidito, pues el desvío nos había desacomodado los tiempos, con un viento que nos arrancaba los gorros de la cabeza, aparte de darnos un refresco que en las partes donde este no corría sentíamos el calor que hacía sin viento.

Llegamos antes con la Rebeca al quiosco de don Gabriel y  nos tomamos una Cocacola helada y yo me deleité con un pan amasado.
Y de ahí de vuelta los cinco en el auto de Pancho, en animada conversa no ausente de bromas a los guatones del grupo.



jueves, 6 de enero de 2011

Luna y año nuevo en Farellones

 Dos de enero del 2011, 8:00 am en la esquina habitual de reunión nos juntamos los tres fieles y adictos a las caminatas y subidas de los domingo en las mañanas: Gabriel, Pancho y yo(Rebeca). La mañana está fresca porque el sol amanece medio flojo para calentar planetas hoy, más parece haber decidido darle paso a las nubes que se desplazan lentamente por los cielos. La Vero avisa por mail que no llega y Martín lo hace por celular.


Tomamos rumbo a la curva 32 de la subida a Farellones, un lugar distinto que no conozco y me parece una idea genial esto de elevarse a esa altura para visualizar los territorios conquistados, esos que nos ocuparon durante los pasados meses. El ánimo es de pasear y conversar en el trayecto, las celebraciones de año nuevo de cada uno donde aprovecho de compartir con mis amigos mi experiencia de haberme amanecido bailando en una fiesta, cosa que no hacía desde hace muchos años. !Qué bien que hace bailar!...y mejor todavía ver la llegada del nuevo primer dia del 2011.
 Dejamos el auto en la berma y nos encaminamos por la derecha  por un sendero demarcado rumbo a las torres, es una caminata liviana con una panorámica completa desde donde se observa a poca distancia las construcciones de Farellones y la Parva. Abajo claramente dibujado el verde valle de Villa Paulina o Yerba Loca, lugar desde donde se pueden iniciar caminatas a los glaciares.
 
El imponente paisaje nos deja mudos por instantes, está verde aún con flores y plantas silvestres que el afanado Gabriel fotografía de cerca para exhibir en este posteo. Las conversaciones ahora son recuerdos de nuestros compañeros de cerros: la Vero, Alfonso y la Paula  fueron los últimos en sumarse al grupo este año. También vienen con menos frecuencia la María Elena, la Consuelo, Andrés R., Martín W., Tito L., Carlos S., Francisco T., la Marcela M. No podemos dejar de mencionar a Jorge Milla que este año ha sido para él de emprendimiento, lanzando su propia empresa "entravesia.cl" . web que les invito a visitar para conocer mejor sus travesias en lo humano y lo divino con grupos diversos en plena natura.
 No podía faltar dentro de la conversación los temas que nos mantuvieron espectantes y los que también nos aturdieron un poco por lo feroz, como los problemas  que produjo el terremoto que nos dejó a muchos "terremoteados" por dentro también. Luego recordamos el inicio del año con el incendio de la empresa de Pancho, sin embargo nos causó mucho gusto saber que a pesar del daño producido, esto también ha sido una gran oportunidad de hacer cambios positivos, nos cuenta entusiasmado Pancho.
 Año del tigre según el horóscopo chino fué el 2010 que con sus violentos zarpasos dejó la embarrada , ahora viene el conejo para el 2011, según dicen los eruditos, será más amable y tranquilo y nos dará un respiro. Me declaro poco conocedora del tema pero siempre me interesa estar al tanto porque definitivamente le apunta. Tanto Gabriel como Pancho me observan reticentes al tema, pero igual preguntan (?¿). Mientras cuento esto, estamos caminando sobre un barrio residencial de conejos, cuído entonces de no pisar sus casitas-cuevas.


Otra cosa curiosa del camino, fué encontrarnos con plantas protegidas por alguién que las matienen enrejadas y tapadas con género; pensamos que puede ser una investigación o experimento.
 En plena caminata y conversa, ocurrió un hecho inaúdito y particularmente bello: apenas digo "me gustaría ver un cóndor", en menos de un segundo y levantando la vista al cielo...aparece uno volando apaciblemente. Bueno dice Gabriel...eso es sincronía...y retoma el tema del que nos ha estado hablando últimamente: la sincronía o conexión.( link al posteo de Gabriel)¿casualidad o conexión?.


En resumen, se acabó el año y comenzó otro, esta vez pudimos recorrer durante las  primeras horas del año nuevo,a mucho mayor altura lo que habla de comenzar el año !!!A otro nivel!!, me llevo para abajo un preciado sentimiento de !Imposible mejor!. Deseándo a todos los caminantes subecerros, los invitados y amigos de este blog un !Felíz Año!.