martes, 9 de febrero de 2010

La vida es bella,intensa y sorprendente !!

Siempre es misterio saber con que palabras iniciaré cada vez, la bitácora personal de expedición.

"Tarde del último domingo previo a la partida hacia la Trapananda misteriosa, descomunal desbarajuste en casa, reviso equipos, preparo raciones, hago chequeos y re-chequeos, analizo cartas geográficas, armo, y desarmo, vuelvo entonces a revisar. Intensa y febril actividad. La misma de tantas temporadas.

Hace rato ya que en casa nadie se inmuta por tamaño desorden, sabemos que paulatinamente con el transcurrir de los días, el orden sucederá al caos y mágicamente un par de días antes partir a una nueva expedición, las mochilas estarán listas, también nosotros. No es difícil saber cuando esto último ocurre, la mente deja de funcionar a full, y el sentir se traslada al corazón, que presiente estar ad-portas de una intensa y emocionante nueva experiencia en medio de la naturaleza extraordinaria. Como tantas veces, lo hacemos sabiendo que nunca más seremos los mismos al regreso. Magia que solo ocurre en la formidable aula que es la Naturaleza, la misma en donde los humanos venimos transformándonos desde hace cientos de miles de años.

Algo cansado, hago un alto y me siento frente al notebook, tengo la esperanza de cambiar algún "pendiente" y reemplazarlo por un "OK" más tranquilizador en la extensa lista de tareas de la logística operativa. En negrita un mail con la leyenda "Mi Aquí y Ahora", de mi gran amiga Ximena, lo abro y leo: "La vida es bella , intensa y sorprendente !!" escribe iniciando su relato.

Me cuenta lleva varios días en la clínica, que tras varios días de fuertes dolores de cabeza y sensación de adormecimiento en la lengua, exámenes médicos han detectado un cuerpo extraño en la base de su cerebro, - al que ella no quiere llamar tumor -. Me cuenta que son días duros y difíciles, que tiene miedo, a ratos pena y ganas que todo sea un sueño " Me veo en el gimnasio bailando feliz, en Cholqui volando por los aires , subiendo un sendero en la Patagonia o escuchando un chucao en un verde, húmedo y espeso bosque sureño". Me cuenta también que decidió hacerme parte de su momento presente, regalándome su Aquí y ahora, privilegio que agradezco y honro.

Tenía planificado dedicar gran parte de la tarde del lunes, a continuar revisando y chequeando, suerte de obsesión para reducir incertidumbres. En lugar de eso, decidí aquietar la mente, conectar con el corazón e ir a la clínica a visitar a Ximena. Conversamos largamente, de miedos, de esperanzas, de esa ilusión llamada certidumbre y de la fragilidad de la vida humana. Me pide que le cuente algunos detalles de la expedición a la Trapananda, lo hago y sus ojos brillan, en el hablar me traslado, estoy allá, parado en un portezuelo justo frente al colosal glaciar O'higgins, el viento pega con fuerza en mi rostro, inspiro llenando mis pulmones, siento entonces la vida y la honro, - más que nunca -.

Gratitud a Ximena que me enseña acerca del valor de vivir el Aquí y ahora, de aprender a soltar certidumbres y alegrarse de cada día haciendo el ejercicio más profundo de libertad humana, decidir de que manera se vivirá cada nuevo día. Ximena ha decidido vivirlos en la confianza, la esperanza y alegría, buscando descubrir que enseñanzas hay para ella en esta vivencia.

La noche está cálida, abandono la clínica y camino tranquilamente llevándome a la Trapananda la mejor lección acerca del alto desempeño, una que habla de coraje y Sabiduría profunda.

"La vida es bella , intensa y sorprendente !!"

Siempre es misterio saber con que palabras iniciaré cada vez, la bitácora personal de expedición.


Jorge Milla L. - Bitácora de expedición "Trapananda 2010, Más allá de todo" - 8 de Febrero de 2010