domingo, 19 de enero de 2014

Caminata larga a partir de la Ermita

Tres llegamos al punto de reunión, al lado de la Terpel, en un día soleado, después de lluvias en la tarde del día anterior, en Santiago. Por eso la temperatura fue muy agradable, templada, especialmente al principio. Al final hizo más calor, pero el viento bundante que había, lo hizo soportable.

Nos fuimos a la Ermita, con la intención de hacer una caminata hasta el río, con la posibilidad ahí de bañarnos o refrescarnos en el río.

Consuelo y Pancho
Comentamos del matrimonio de mi hijo Cristóbal y de la mesa de los cerros, la mesa 18, que fue según la María Elena, la mejor mesa de la fiesta, lejos. Efectivamente se juntó ahí un grupo animado, con la María Elena, la Alejandra Cambiaso, Pancho y su mujer la Andrea, Martín Wielandt y su mujer, Andrés Reutter, la Marcela Molina y la visita de Eugenio y la Isabel que quedaron en otra mesa.

de vuelta
Otro tema fue el libro de Eckhart Tolle, Una nueva tierra, que leo en estos días, que me prestó Dirk. Después del cerro pasé a dejárselo a su cosa, con la grata oportunidad de conversar con él un rato.

Consuelo y Pancho en la parte de descansar y comer
Pancho contó de su curso de como diseñar nuevos productos o servicios en la empresa, con una etapa nueva, que consiste en salir a la calle, a hablar con los clientes, antes incluso de construir un prototipo. Vimos la aplicación de ello en uno de mis proyectos educacionales.

vista de capas geológicas
Al empezar la bajada, nos encontramos con trabajos, movimiento de tierras, que dejaron a la vista unas hermosas paredes con las distintas capas geológicas a la vista, que dio para animadas conversaciones y echar de menos la presencia de algún geólogo en el grupo.

con un gran esfuerzo
En el río, nos refrescamos, yo me saque la camisa y sumergí cabeza completa y brazos. Pancho se mojó la cabeza con las manos y la Consuelo, nada.

Pancho se refesca
Contamos con Pancho que habíamos almorzado el viernes pasado, con Lucho Latorre, en un gratísimo encuentro, lleno de historias, preguntas por amigos comunes y la promesa de Lucho de volver a los cerros en marzo. Mandó muchos saludos a todos y la verdad, es que después del sustazo que se pegó con la operación, se ha dedicado a vivir y viajar lo que no había hecho antes en su vida. Está estupendamente bien, así que esperamos verlos en nuestras pistas en la fecha que él dijo.

Pancho y Lucho Latorre en el Lima Limón
Bueno, eso sería; y esperamos ver a más de nuestros queridos amigos y amigas, presentarse a este estupendo panorama dominguero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario