lunes, 12 de diciembre de 2016

Del Anfitreato a los autos dejados al lado de la bomba Shell

Me despierto sobresaltado, consciente de que el despertador había sonado largo rato atrás y había sufrido un violento manotazo.
Es tarde.... ducha, vestirse rápidamente y al lugar de reunión. Es demasiado tarde... a quien llamo para saber hacia donde parten.... Mejor manejo rápido.

Al llegar no se ve a ninguna persona, ningún auto, chuta.... y quizás se fueron hacia un destino sin señal de teléfono.
Intentare llamar, o tratar de achuntarle a donde fueron o aplicar plan B, partir solo a algún destino....
Pero veo un Jeep rojo..... allí esta José esperando a Pancho que estacionó su auto en la calle típica.... me salve.

José, Francisco y Pancho
El fin de semana largo hizo estragos en los Subecerros. Esta vez seremos solamente tres en la partida, Jose, Pancho y quien habla Francisco.
El destino seleccionado era las Varas, hacia donde partimos raudamente.
José está con el tobillo lastimado, por lo tanto elegimos la ruta que sube suavemente hasta tener vista hacia Santiago.

La conversación fluye naturalmente... escuchamos la experiencia de José de vivir solo y de los múltiples trucos, concejos y rutinas que permiten hacer de esa vida algo más simple.
También conocemos detalles de la vida de José "lolo" recorriendo Europa durante cuatro años "mochileando".

en el Anfiteatro
Luego la conversación se mueve a temas más personales.
En eso llegamos a divisar Santiago.
Al Toyos se le ocurre una idea, que se le torna en obsesiva..., decide que hay que llegar al Anfiteatro y de allí bajar a los autos de Santiago.

La idea no es muy compartida por el resto de los caminantes, quizás bajar inmediatamente seria mas aceptable o simplemente desandar lo caminado. Se vislumbran problemas con las casas, los perros, la pendiente para el pie de José, etc. Pero la idea se impone y los "peros" afortunadamente no resultan reales.

Pancho y José
Bajamos al Anfiteatro que se convierte en la "cumbre" del día y luego bajamos hacia el Arrayán llegando por el sitio de la Disputada de Las Condes que está al comienzo del camino a Farellones.
Llegamos a los autos (de Pancho y mio) y nos despedimos de José, quien nos mira con la cara larga, pues su auto esta en las Varas.... broma.... Pancho se va a su casa y yo con José tomamos el Camino a Farellones y rescatamos el Jeep rojo. Es temprano, menos de las 13:00.

Una excelente travesía.

(texto de Francisco Toyos)

1 comentario:

  1. Anfiteatro? donde es eso?...quiero conocerlo!! Gracias por c
    compartir Francisco

    ResponderEliminar