domingo, 16 de agosto de 2009

Cara pálida de arriba a abajo


El olor del café de la Terpel atrajó a varios esta mañana, viejos y nuevos subecerros atrapados por el placer de hacer trecking y disfrutar de nuestros blancos y luminosos cerros cordilleranos que hoy lucian su cara pálida de arriba a abajo.


La reunión de partida hacia los cerros del camino a la Diputada atrajo a nuestra nueva amiga Carmen Gloria, a Gonzalo y Rodolfo...sorpresa grande fué recibir a Mabel y a Pancho que venía felízmente acompañado por su hija Andrea ( la Kuki), y para terminar de pasar lista: Gabriel y yo (Rebeca). total sumados: ocho.

Adentrándonos en el camino, los cerros te envuelven el paisaje y la maravilla comienza a sentirse desde allí mismo: aire puro, nieve, agua, mmm...belleza sinfín...!!que afortunados somos de sentir el llamado de la naturaleza!! regalarnos estos momentos gloriosos de salud, amistad y placer que nos renueva domingo a domingo, algo así como un cambio de página para enfrentar la semana con la hoja en blanco lúcida y transparente...cero kilómetro.


Parada en el letrero que está cubierto de nieve, se inicia el ascenso sobre lo blanco un poco resbaloso, pasos de gigante para alcanzar tierra firme invisible a los ojos, nos mantienen con la vista al suelo blanco. Las huellas dejadas por Gabriel van formando un hondo sendero de más de 50 centímetros de nieve, su papel de guía es fundamental y confiable.



La Mabel nos cuenta sus novedades, el próximo matrimonio de su hija Constanza la tiene a ella y su familia bien preparada para recibir este alegre acontecimiento...la dedicación de ella a sus seres más queridos trae sus frutos que quedan registrados en sus cariñosas palabras cuando se refiere a ellos.


Llegamos al potrero y nos instalamos un rato a comer una variedad poco usual en los cerros. La mañana trae degustación de pasas, galletas, barras de cereal, duraznos al jugo de Mabel, naranjas de Pancho y mucha agua. Carmen Gloria ofrece mucha variedad y los más encantados con ella son dos cachorros muy cariñosos pero por sobretodo: hambrientos que ...no preguntan, sólo comen.

La conversa nos distrae y me entretengo botando nieve a bastonazos, mientras nuestro líder, un poco cansado, comienza a impacientarse y a apurar la bajada. Las mujeres tomamos la batuta y nos dirijimos abajo en animada charla para ponernos a tono y al día con las novedades que cada una traía. La Kuki no se despegó de Pancho y bajaron acompañados de la imparable y entusiasta conversación de Gabriel, Gonzalo y Rodolfo.
!Música! le pido a la copiloto del auto (Andrea), para complementar la imagen y gozar de un encuentro de belleza total: paisaje visual- sonoro. Después de abrazos y despedidas, llego a casa con esa sensación agradable de haber estado en ese espacio de aire puro, nieve, agua y tierra, mmm...belleza sinfin. Más fotos de la Andrea

2 comentarios:

  1. Rebeca, preciosa manera de reportear nuestro paseo de ayer. Aguda, sensible, colorida, musical en definitiva.
    Las fotos de la Kuki, geniales, hartas, como para chapotear en los recuerdos de las escenas vividas.
    Y el anexo de la Sonata Claro de Luna sonando mientras leo, me pone al borde sino en la total emoción.
    Estás fenomenal como reporter del grupo.

    ResponderEliminar
  2. Geniales las fotos!! Felicitaciones a la fotógrafa!

    ResponderEliminar