martes, 9 de abril de 2013

Llanos de Javier en día otoñal

Al punto de encuentro llegamos Pancho, Consuelo, Isabel, Eugenio, Gabriel y Dirk. La mañana estaba fría pero se esperaba un día de sol. Gabriel preguntó donde ir y surgió la opción del Manquehue, que a esa hora ya recibía una buena cantidad de sol en su ladera oriente. Pancho propuso los Llanos de Javier y para allá partimos.

Consuelo, Dirk, Eugenio e Isabel
El interior del valle estaba aún sin sol así que iniciamos la caminata un poco abrigados pero al cabo de un rato ya habíamos entrado en calor. Ibamos subiendo en un grupo compacto los seis, pero sin mucha conversa, porque la subida estaba pesada. Del caserío salió un perro bien simpático que decidió acompañarnos con mucho ánimo.

Parece que el perro pensó que íbamos a las rocas de escalada pues ahí estaba sentado esperándonos, pero cuando seguimos adelante siguió con nosotros.

los mismos cuatro
Un poco pasado la pared de rocas seguimos por el sendero buscando el desvío a la izquierda que nos llevaría al camino que buscábamos, hubo algún titubeo y retrocedimos hasta que encontramos el desvío con una huella bastante notoria que se empinaba cerro arriba.

Ibamos conversando en parejas temas varios, esperándonos para no desperdigarnos. En eso nos reunimos en un aro y tomó vuelo el tema del lucro en la educación universitaria, creo que a todos nos quedó rondando el tema de la acusación constitucional al ministro de educación que fue aprobada en la cámara de diputados, habían posturas que no condenaban el lucro, otras que si en cuanto si se tiene como el objetivo de la universidad, se desvirtúa la educación misma. Gabriel contó una experiencia personal como docente de una universidad, que le resultó deplorable.

la parte más escarpada
Por otra parte se comentó lo involucrados que están los políticos en diferentes universidades, desde los comunistas hasta la derecha, pasando por todos los demás. Hay mucha hipocresía en rasgar ahora vestiduras dado que el slogan de educación sin  lucro "vende mucho", sin que la gente perciba nada muy claro al respecto. A mi juicio el debate debería estar centrado en la calidad de la educación mas que en el lucro o no lucro, aunque comparto que deberían transparentarse las universidades con y sin fines de lucro, de manera que se sepa desde un inicio cual es su condición.

piño de cabras en sentido contrario
Seguimos subiendo, ahora el sendero se hacía mas difuso y teníamos que subir rodeando una gran cima rocosa, Gabriel y Pancho probaron huellas diferentes, las dos casi igual de difíciles, mucha piedra suelta y la subida bien empinada hacía que la concentración estuviera puesta en seguir subiendo, así que poca conversa.

las cabras pasan por nuestro lado
Al alcanzar la cima apareció un paisaje realmente sobrecogedor, especialmente hacia el oriente, donde se nos mostraban gran cantidad de cerros y quebradas muy verdes y con la luz de la mañana pegando en las laderas orientes.....muy bonito. Hacia Santiago lamentablemente se veía una nube café bien instalada que parece ser algo permanente, quizá algo mas densa por lo que han ido bajando las temperaturas.

El perro que había permanecido fiel al grupo nos hacía ver que estaba sediento, Dirk sacrificó buena parte de su agua para hidratar al pobre animal.

la parte oscura de arriba es el dedo de Pancho
Seguimos subiendo ahora por la cresta del cerro buscando el quillay mas grande para hacer la parada tradicional. Finalmente la hicimos a pleno sol, que estaba delicioso, compartimos las naranjas y otras frutas. La conversación giró en torno a los dichos del presidente Mujica acerca de Cristina Fernández a quien trató de vieja y mas terca  que el tuerto.  Lo increíble es que esas expresiones tengan tanta relevancia cuando se dicen en público, por un percance involuntario, cuando realmente reflejan lo que siente quien las dijo....nuevamente hay una hipocresía tan irritante en los políticos. Menos mal Mujica  no hizo ni intentos de dar explicaciones, como estoy seguro habría sido si eso mismo hubiera pasado acá.

Isabel, Eugenio y Dirk
Segunda tanda de hidratación perruna con el resto de agua que le quedaba a Dirk, quien además le dió una buena dosis de una rica granola que prepara él mismo y que compartimos.

En el descanso nos dieron las 12:20 así que decidimos bajar. Pancho y Gabriel tomaron la delantera y conversaban muy animados, esperando al resto cada cierto trecho. La bajada se hace bien rápido, está bastante buena aunque creo que todos nos pegamos un par de trastabillones.

Eugenio, Consuelo y Dirk
Al pasar por la roca vertical, el perro se quedó con los grupos de escaladores y nosotros seguimos bajando a buen ritmo hasta llegar a los autos.

Muy buena caminata.

por la cima
(Texo de Eugenio Lagos)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario