domingo, 13 de abril de 2014

Al Potrerito con Thomas

Día muy especial; se reúnen viejos cracks del grupo de los subecerros y aparece una visita, un viejo amigo de este grupo, Thomas Walentowski. Que habla perfecto español, con tremendo acento alemán, incapaz de decir correctamente palabras como "errores", "rural" e incluso "perro".

llegando a la roca; Reutter espera
Nos encontramos en el punto de encuentro, al costado de la Shell, con una cafetería aun cerrada: Pancho Balart, Víctor Bunster, Eugenio y la Isabel, María Elena del Valle, Andrés Reutter, Thomas Walentowski, la Consuelo y yo, Gabriel.

Gabriel, Pancho, Isabel, Andrés, Thomas y Víctor
Para donde vamos? Se acogió la opción del Potrerito. Y nos fuimos en dos autos, el de Thomas y el de Andrés.

Consuelo, Pancho, Isabel, María Elena, Andrés, Thomas, Eugenio
Día despejado, temperatura fresca de otoño; partimos con los polar puestos y mas arriba fueron desapareciendo. Aire traslúcido. Bellos paisajes.

Consuelo y María Elena
Poco antes de nuestro punto de inicio de caminata, unos 40 autos y muchos jóvenes, se preparaban a un paseo como el nuestro. Deben ser de algún curso universitario pensamos. Nunca nos habíamos encontrado por estos lados con tal concentración de autos y personas. Por suerte no era en nuestro mismo punto de ascenso.

Víctor, Consuelo, Pancho, Isabel, Eugenio, Thomas, María Elena y Andrés
Reutter, que está de una flacura inusual, tomó la delantera y el resto resoplábamos detrás. Notable estado físico, nos dejó en desigualdad de condiciones a los excedidos de atrás.

María Elena
La primera buena parada fue en el Potrerito mismo, en la roca. Sacamos fotos y comentamos la total sequedad del suelo. La sequía aquí se hace notar.

Pancho y la Consuelo
Indagamos bastante de Thomas, sus viajes, su estadía actual en Alemania, sus dos hijos, etc. Hicimos recuerdos, nos pasamos información de los clásicos de este grupo y su estar actual.

en grupos de a tres
La María Elena preguntó, ya instalados entre las dos rocas, arriba del agua, por la reforma tributaria, lo que dio para algunos comentarios y aprehensiones. Un tema que me sorprendió que ella preguntara, pues ni yo mucho me he preocupado de él, pero veo que está en bastantes bocas y cabezas, con buena dosis de aprehensión por el freno a la inversión, que probablemente traerá.

Eugenio y la Isabel, cuando el sol recién salía
Un estupendo paseo que termino con algunos de los comensales comiendo empanadas donde la Rosalía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario