domingo, 14 de octubre de 2007

Woodstock en la Ermita


Hoy fuimos con la Rebeca, que fue la única que llegó a la YPF por la Ermita para adentro.

Íbamos caminando, conversando de como los jesuitas evangelizaron a los araucanos con música y vemos venir a un joven en sentido contrario. Le digo a Rebeca, mira como vemos este paseo y observemos como lo veremos después de la conversación que sostendremos con esa persona.

Nos enteramos que mas adelante había un evento musical al aire libre donde había mucha gente. El tipo muy buena onda; había pasado la noche en esa fiesta e iba de vuelta a casa, feliz.

Un poco mas allá empezamos a escuchar la música; música del tipo de la que debes estar escuchando si has activado los controles al inicio de este post.

Tomamos la ruta hacia abajo donde se anunciaba el evento Vahia Balagan y nos encontramos con una treintena de autos, guardias, una medialuna desde donde se escuchaba música y al otro lado del río, aguas mas arriba se escuchaba otra fuente de música.
Cruzamos por un puente colgante, nos vamos encontrando con jóvenes que nos saludan en muy buena onda. Llegamos al lugar de los hechos, donde desde un escenario improvisado y buenos equipos de música y parlantes, un DJ llevaba los controles de una música tecno o no se de que rama y una pequeña multitud, a esas horas de la mañana, 9:30am, bailaba al son la música, cada uno en solitario en una especie de éxtasis matinal trasnochado, en buena onda.
Recibimos saludos cordiales y algunos abordamientos amistosos. Nos quedamos un rato, sorprendidos de esta buena onda y esta juventud que era capaz de organizar en el medio de know where, en medio de la naturaleza en este cajón cordillerano que es esta ruta de La Ermita, una fiesta tipo Piedra Roja de mi tiempo o Woodstock, en pleno siglo XXI.

Volvimos sobre nuestros pasos y pasamos a ver la onda de la media luna donde en el lugar de control de las corridas de vacas, había otro DJ instalado, poniendo música mas suave, mas agradable a nuestros oídos. Algunos jóvenes amanecían de entre sus sacos de dormir en el borde de esa media luna, mientras otros disfrutaban sentados de la música y el lugar. Rebeca conversó con ellos y nos enteramos que pertenecían a un "colectivo" de amigos que había organizado esto y que era distinto del otro colectivo que estaba al otro lado del río.

Tomamos finalmente la ruta de vuelta y un tipo nos llevó en auto hasta la entrada del recinto de la fiesta y ahí nos enteramos que en la noche hubo músicos en vivo que mezclaban con el trabajo de DJs y que la fiesta había estado muy buena y durado toda la noche.

Con Rebeca seguimos nuestros pasos cajón adentro, por un camino que más adelante nos enteraríamos llega hasta San José de Maipo, en el Cajón del Maipo.

Nos cruzamos con unos arrieros de a caballo con los cuales improvisamos una foto, donde aprovechamos de dejar un registro de este caballo medio burro, por sus orejas, que uno de ellos montaba.

Bueno, el día mas tarde refrescó, pero fue un sorprendente paseo, bien conversado, con este encuentro de un verdadero Woodstock en medio de la cordillera y la naturaleza. Buena onda.

2 comentarios:

  1. Gabriel:

    Al leer este post, ver las fotos y escuchar la música...me impresiona como un simple cuento de una experiencia nueva, a través de este medio tan rico, instantáneo, que integra lo visual, el sonido con los textos se transforma y acerca al lector a la experiencia hasta casí hacerla propia.

    Qué buen registrador te has convertido y lo más importante...gracias por querer serlo, estoy segura que las futuras generaciones sabrán de tí.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:40 p.m.

    El lugar donde se realizaba la fiesta es el lugar donde se realizo un reality de Canal 13 (Granjeras creo se llamaba). Ellos hicieron el puente y una casa.

    Inicialmente no habia nada, despues implementaron una media luna que usan una vez al año para hacer rodeo y despues construyeron lo del reality.

    El camino de vehiculos que va por el lado derecho del rio (sur), entraba hasta unos pocos kilometros mas alla (El Toyo) donde se unen los rios Covarrubias y Molina. Este camino (hasta ese punto) es muy antiguo.

    Desde ese punto, una empresa electrica hizo un camino, para instalar la postacion, que va al Cajon del Colorado, mas precisamente al Alfalfal.

    El camino parte de El Toyo, cruzando primero el rio Covarrubias y luego subiendo en paralelo al estero Recauquenes, hasta alcanzar un alto (usado normalmente para llegar ganado a engorda durante los veranos). Despues de una larga travesia el camino baja, llegando finalmente al Alfalfal (el ultimo lugar donde se puede acceder libremente en el cajon de Colorado). De alli obviamente se puede llegar a San Jose de Maipo, como alguien les conto.

    Saludos,

    Francisco

    ResponderEliminar