domingo, 28 de octubre de 2007

Ruta al Alto del Naranjo florida

Después del cumpleaños de Mabel, llegamos los siguientes tres: Rebeca, Consuelo y Gabriel; y decidimos ir por la ruta del Alto del Naranjo, hasta el canal, pues nuestro cuerpo estaba mas cansado y apaleado que en otras ocasiones.
Las flores fueron el tema del día.
La verdad fuimos quedando extasiados. Nuestra sensibilidad, mas bien mi sensibilidad a los colores se fue acentuando, no así la de la Rebeca que siempre fue y siguió siendo la auditiva. Ella escucha, el ruido del agua, los pájaros, el viento.

En esta época del año, el cerro se llena de flores y una inmersión en su belleza nos deja extasiados

y los colores, brillos y opacidades, el movimiento de las flores al viento del cerro, su fragilidad y magestuosidad a la vez

nos deja mudos y extasiados.

1 comentario:

  1. !Qué maravilla!

    En realidad sólo observando esos maravillosos colores, no hay más que decir.

    bla bla bla.

    ResponderEliminar