lunes, 20 de octubre de 2008

Sumando y restando; diez llegamos al Naranjo



Este domingo el encuentro fué más numeroso y novedoso ya que aparecieron caras conocidas de antiguos amigos de los subecerros "originales" como dice orgullosamente...María Elena "los históricos". En total somos nueve: Pancho, Gabriel, la María Elena, Jose Luis , Alfredo, Andrés, Miguel, la Consuelo y yo. En el último momento, antes de partir se suman dos quedando once, la Ana María y Claudio que venían medios transnochados que al poco andar se devuelven volviéndo al número nueve. De tanta suma y resta me confundo y cuento diez sumando a Sandro, el perro de José Luis.

A buen tranco comenzamos a subir al Alto del naranjo que de naranjo tiene poco pero de alto mucho, y los más apurados son curiosamente los que vienen menos, y con aires de superioridad la Elenín que todos queremos mucho, se atreve a criticar el espíritu de otros que perseveran... no se engañen amigos (pienso) la delantera en los cerros la logran los que se mantienen subiéndo.


Entre tanto andar y hablar, la respiración se agita y nadie quiere parar, Miguel reclama una pausa, pero el andar tiene prisa y el ritmo del grupo dice !arriba nos encontramos!. El problema se duplica porque arriba él quiere quedarse, lo que el grupo responde...abajo te esperamos!.







"Entre tanto antiguo amigo mucho de qué hablar pa' ponerse al día(pienso...)". A mis oídos llegaron buenos cuentos de Andrés y su viaje a Alemanía con su familíA...su descripción echa a volar mi imaginación que me lleva a la cAsita en la pradera y a las montAñas de la pequeña Heidi. Invito a Andrés a realizar su propio posteo y nos cuente su experiencia de este maravilloso viAje familiar.

Un grato ambiente de relajo y camaradería vivimos bajo el sol en el Alto, tallas van y vienen para nuestra amiga "Elenin" alias "el coronel del Valle" por su tendencia a gobernar estos territorios. A falta de naranjo en el Alto, aparecieron algunas naranjas que compartimos entre risas y carcajadas que la frase "Soy hombre pero no huevón" usada por Alfredo para introducir su discurso a una empleada nueva en su casa.

Algo imprevisto ocurrió de repente durante la sesión de fotos: Andrés descubre que la maravillosa cámara fotográfica de Gabriel podía sacar fotos con tiempo, es decir, pulsando un mínimo botón podía salir hasta el fotógrafo en la imagen. Gracias Andrés por tan buen dato para los futuros posteos ya que desde ahora veremos los grupos completos en las fotos.


Sandro definitivamente cumplió su rol al ponernos en la ondA musical que se expresó reiteradamente en la voz de MAA ElenA entonando "yo te amo", famosa canción de Sandro "el gitano". Ya de bajada ella se vuelve cantando fuerte y sentido con asomos de drama en su interpretación. Bien!! Este grupo de a dos, tres, cuatro o diez tiene alma musical que renueva el espíritu.

1 comentario:

  1. Tus relatos Rebeca tiene ritmo y musicalidad. De hecho, contigo mis oídos han ido despertando y escucho mucho más los ruidos de la naturaleza.

    Buena foto de la María Elena; buen acierto, darte el trabajo de buscar la música de la melodía que cantaba la María Elena en el cerro.

    Y, si, Andrés me aportó buen antecedente de mi máquina fotográfico; estos tipos tuercas siempre escarban los productos mas allá de lo habitual, y nos enseñan.

    Bien Rebeca; sigue adelante.

    ResponderEliminar