domingo, 3 de mayo de 2009

Haciendo ruta por la Hermita

Hoy nos fuimos a la Hermita, la Rebeca, Pancho y yo (Gabriel). La idea era seguir abriendo la ruta del cerro al frente hacia Santiago. Ya lo habían recorrido el fin de semana pasado ellos dos y la idea era situar la ruta definitiva, sin tropiezos.

Ja, la bajada fue la perdición. Yo influí para que nos fuéramos justamente hacia el valle de la Hermita, en un punto, y fue crazo error. Terminamos bloqueados por la vegetación y las pendientes excesivas.

Bueno, la verdad el encuentro en lo humano, es lo más primordial. Cada uno cuenta sus temas más relevantes, sus logros y sus entuertos, y el resto opera como un contenedor, confrontador, coach y amigo aliado. A todos nos tocó. Cada uno lleva por la vida sus temas, que no siempre encuentran escucha en los demás. Hemos encontrado en este grupo ese espacio, que ya tiene ribetes de sagrado. Es un regalo que nos damos; un buen regalo.

El día amaneció nublado cerrado en nuestras casas, en la línea del pronóstico de lluvia que había para hoy. Sin embargo, ya en la YPF, hoy Terpel, había abierto a un sol más fresco que semanas anteriores.
Una leve brisa nos acompañó en la subida, que en la bajada se transformó en total ventolera.
Observamos en la punta del Plomo, pequeñas nubes que se formaban y se deshacían. A medida que bajábamos, las conformaciones aumentaron de tamaño, los que nos hacía pensar que la lluvia prometida estaba dando sus primeros pasos.

El cumpleaños de la Jeanie fue un tema. La Marcela Hermoso y su estado de felicidad con su nueva pareja, nos alegró. Esperamos verte Jeanie el próximo domingo.
A Carlos Salazar se le echó de menos y comentamos las reiteradas no venidas de la Marcela Molina, que cuando vino dejó su huella.
Que será de la Mabel, que nos ha estado acompañando harto las últimas semanas.
Y la María Elena fue avistada por Gabriel el viernes en la zona del Alto del Naranjo, con una amiga, en estado de sedienta.
Y la Consuelo ?

Bueno, hoy llegamos cansados y un poco atrasados al auto, luego de los avatares de la bajada, en que en una vuelta del camino, yo agarré para un lado y Pancho con la Rebeca para otro, por lo escabroso del camino y la total objeción a mis iniciativas hasta ese momento, pues casi los llevo al despeñadero.

Un excelente día, pleno de historias, aventuras y bella naturaleza.

La Rebeca nos habló de este video de unos percucionistas muy especiales:

3 comentarios:

  1. Feliz me siento después de este paseo pavimentado pa' arriba y tenso pa' abajo, pero en fin...siempre nos ponemos problemas porque en cierta forma nos exige más, siempre más.

    Además feliz de tener tan buenos amigos. Es tan bueno contar, tan bueno escuchar...

    Tan tan

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:50 a.m.

    Queridos todos: no se imaginan cuánto echo de menos estas subidas con ustedes. Si no he aparecido por más de un mes, cosa extraña, es que se juntaron salida con los Malayos, Semana Santa, viaje a Buenos Aires, cumpleaños fuera de Santiago, y ahora fin de semana largo en que me fui a la playa. Espero que nos veamos muy luego.

    Consuelo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:17 p.m.

    Yo me incorporo en cualquier momento.me gusto que esten experimentando rutas nuevas.

    ME

    ResponderEliminar