miércoles, 22 de diciembre de 2010

Santiago en pleno desde el Manquehue

 
El cerro Manquehue fué la opción escogida de esta cálida mañana de diciembre, el camino a farellones estaba ocupado con una carrera de bicicletas que se tomó la avenida Las Condes desde el Cantagallo., vengo con Gabriel en auto, semáforo rojo nos retrasa unos minutos la llegada al punto de reunion. Nos esperaban Pancho y la Consuelo, ella viene  a sumarse al grupo después de cuatro semanas de recuperación una lesión en su pierna producida por un accidente en su casa.

Mientras nos ponemos de acuerdo adonde ir, tomamos la decisión de retomar el horario de verano, entonces desde el próximo domingo nos juntaremos a las 8 de la mañana . Vamos en dos autos camino a la Dehesa para hacer la subida por la cara de atrás del manquehue, este cerro que es parte importante del paisaje urbano de la zona oriente de Santiago. Aparece imponente en medio de una enloquecida ciudad que en época navideña lo compra todo.
 Gran cosa es escaparse este mediodía de tal bullicioso ruido contaminante que incluye la epidemia de compras de regalos. En otras oportunidades que vinimos a este cerro, nos encontramos con multitudes de personas en la cumbre, era impresionante hoy en cambio, nadie a la izquierda ni a la derecha, NADIE en ningún lado. Al parecer la epidemia es más grave de lo que me imaginaba. 

El tema de conversación gira en torno a las relaciones humanas: el hecho de estar en pareja versus el estar sólo. Y esto viene de la reflexión que traje a colación por la presión que ponen los emparejados a los que no lo están por el motivo que sea. El punto es que me pregunto ¿porqué tanta presión? ¿Existe un estado ideal de convivencia?, ¿es lo mismo para la mujer que para un hombre?. Finalmente las dudas no desaparecen y es más, sigo pensando que cada uno defiende su situación tanto de soltería como de pareja ya que hay que defender lo que se tiene y contentarse con los logros personales que cada cual prioriza en sus relaciones. Al final las parejas se relacionan con otras parejas y los solteros con otros solteros por cosa de afinidad y comprensión mutua.
 Subimos con la vista en la torre que nos muestra Pancho desde el comienzo, flores y arbustos aún muestran restos de primavera algo madura, casi verano. Terreno arenoso que favorece el pisar y avanzar hasta llegar al plano donde se encuentra la torre. De ahí para arriba la subida se hace más fuerte y sin pausas llegamos escalando en terreno de grandes rocas y mucha piedra chica algo resbaladiza.

Llegada a la cumbre donde la panorámica es de 360 grados; Santiago por todos lados. Este imponente señor manquehue nos vigila de todos lados, es como un faro que avisa cuando viene lluvia si está nublada su cumbre, nos guarda de grandes vientos y ofrece su manto blanco de nieve después de la tormenta. Imposible pasar desapercibido don manquehue.

 La bajada la hacemos en dos grupos: los hombres por una lado y las mujeres por el otro. La Consuelo viene algo cansada después de su convalecencia y prefiere bajada suave y segura para no correr riesgos de un nuevo traspié y yo decido acompañarla. Mientras Pancho y Gabriel encuentran una bajada más directa por la derecha.
Un grato paseo de domingo, con calor que esperabamos llegara que  por momentos venía acompañada de una brisa fresca, nos dejó ese sabor exquisito de recibir de la natura toda su hermosura, nada mejor regalo para cada uno en estos dias de festejo.

Un regalito musical para ver y escuchar en este vídeo,  viene desde la ciudad de Dresden  !!Felíz navidad a todos!! (+ fotos).



5 comentarios:

  1. Emocionado escuchando el regalito musical navideño que dejas Rebeca. Me encantó la secuencia de textos y fotos, que casi era como ir subiendo y bajando. Gracias por este excelente posteo con regalo navideño.

    ResponderEliminar
  2. Rebe, No pude dejar de emocinarme con este video, si hasta lloré con hipo!!!! jajaja. Es cierto!!!!.

    Extraño el coro y sus mariposas al cantar!!! y... gracias por compartir las caminatas maravillosas en nuestros cerros de Stgo.


    FELIZ NAVDAD!!!!

    ResponderEliminar
  3. Muy buen relato, me senti dentro del grupo leyendo cada detalle, recuendo cuando subia el manquehuito con mi viejo (Grabriel) buenos recuerdos, saludos a todos

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:36 a.m.

    Francisco Toyos...
    Que pena no haber sabido que estaban en la ruta del Manquehue. Ustedes miraron a derecha e izquierda y no vieron a nadie en la cumbre y a mi me paso algo parecido. Lo subi eso si por la ruta mas clasica es decir desde Via Roja por lo Curro.
    ¡¡¡Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  5. hola todos ustedes escaladores o treckers,

    Mis mas grandes deseos para estas fiestas que son momentos muy especiales para todos nosotros. Espero poder integrarme este próximo año a sus paseos que siempre recuerdo con nostalgia, diversión, añoro y paz.

    Chin Chin.

    Marcela

    ResponderEliminar