lunes, 11 de marzo de 2013

Las Varas sin agua

Llegué (Eugenio) con la Francisca Alcalde, que se reintegra después de una ausencia de estos encuentros desde hace varios meses, a la Terpel y a los pocos minutos llegó la Marisol Rosas, luego Andrea Schiapacasse y finalmente Marcela Molina, llamé a Gabriel para confirmar si venía ya que hoy algunos celulares cambiaron automáticamente de hora y creí que eso podría haber generado alguna confusión. Me anunció que no venía por haber adquirido otros compromisos. Así que figuré rodeado de cuatro mujeres.....

Decidimos aventurarnos a Las Varas pues hacía varios meses que no partíamos para allá.
Eugenio, Marisol, Andrea y Marcela
Al llegar vimos el letrero del cobro, del que ya habíamos sabido, pero no había nadie a quien pagarle así que nos metimos por entremedio de la reja y empezamos a subir. Cuando habíamos avanzado un buen trecho apareció abajo una persona que empezó a gritarnos que bajáramos a pagar, le devolvimos el grito diciéndole que lo haríamos a la vuelta.
Nuestra conversación giraba en torno a lo que cada uno había hecho en las vacaciones, viajes, días de descanso con la familia, etc. La Francisca nos contó algunos detalles de su viaje a Ecuador, donde estuvo en Quito y en las islas Galápagos, lugar que recomendó muchísimo y que disfrutó a concho con un grupo de amigos.
Marcela y atrás Marisol
Pasamos el tranque, completamente seco y seguimos por el camino, ancho y luego nos salimos para tomar la subida hacia la canaleta por el rumbo ya conocido.

La Marisol y la Marcela en animada conversa se quedaban un poco rezagadas y la Francisca seguía a su ritmo, adelantándose una buena distancia, finalmente nos reunimos en la canaleta, buscamos una sombra para compartir lo que cada uno llevaba.

En esa conversación Marcela nos contó de sus orígenes, padre chileno y madre inglesa, hija de diplomáticos, le tocó vivir en Europa desde chica y decidió volver a Chile a los 27 y se casó acá con un chileno. Contó también que le tocó trabajar con un equipo en la campaña para definir una imagen de Chile para promocionarlo en el exterior, cosa que costó mucho ya que tenemos muchas diversidades que hacen difícil construir un lema o una frase que identifique al país....finalmente el resultado fue la conocida frase Chile Always surprising.
Francisca, Marisol, Andrea y Marcela
Estuvimos de acuerdo en que los chilenos somos culturalmente discriminadores, a diferencia de lo que le tocó experimentar a la Marcela en Europa, donde las diferencias se perciben como enriquecedoras, en cambio en nuestra cultura las diferencias son "molestas" y las personas tienden a agruparse por coincidencias, ojalá las mayores posibles. 
También tocamos el tema del día de la mujer, cuestión que dio pie para entrar al tema de la discriminación no solo con las mujeres, sino con los extranjeros, con los peruanos, ahora también con los negros que han llegado desde Haití y República Dominicana.
Terminado ese descanso seguimos subiendo bastante hasta donde el cordón de cerros baja para volver a subir, llegamos hasta ahí ya que casi todos nos habíamos quedado sin agua y el calor era intenso, entonces empezamos a bajar.  
En la bajada la conversación giró en torno a cuestiones mas familiares, actividades e intereses de los hijos y las situaciones de cada uno, de nuevo en la avanzada íbamos la Francisca, la Andrea y yo, y la Marisol y la Marcela se quedaban un poco rezagadas.
Al llegar al auto nos acercamos a pagar como nos habíamos comprometido. 
Las personas que nos cobraron nos mencionaron la escasez de agua en que están, ya que de la canaleta no les llega ya casi nada, a diferencia de años anteriores cuando podían abastecerse de su agua, en cambio ahora la Municipalidad de Lo Barnechea los debe apoyar con camiones aljibes.

(Texto de Eugenio Lagos y fotos de la Francisca Alcalde)

2 comentarios:

  1. Anónimo5:37 p.m.

    Eugenio que envidia Ya nos tocara saludos francisco Balart

    ResponderEliminar