lunes, 23 de junio de 2014

Al Manquehue arrancándole a los esquiadores

El día parecía amenazante, pero no lo fue. Fue un día nublado, algo frío, con zonas de cielo despejado hacia el norte, que permanecieron ahí toda esa mañana.

subiendo, Pancho adelante
Nos reunimos en la Shell de siempre, Pancho, Dirk, la Mireya, Anne Marie, yo, Gabriel, y mis amigos estonios: Erkki, Rain y Andres, de la empresa Deltabid, que desarrollan su startup en Chile con financiamiento del gobierno chileno.

Andres, Rain y Erkki
Ya es temporada de ski, por lo que la mirada se nos fue fuera del circuito a Farellones. Optamos esta vez por el Manquehue, pues la Mireya nunca había ido.

Andres Kuuse
Yo tenía una pregunta inmediata para la Mireya: ¿que hace que con la victoria del equipo de Chile a España, la euforia de la celebración, dejara a 500 buses del Transantiago con serios daños?
La frustración, me señala Mireya. Es el desenfreno del acto público de celebración, donde la impunidad campea en los grupos y se levantan las emociones de la ira, furia, de la frustración.

el grupo completo
Guau, pienso yo. El tema de la Educación y del desequilibrio económico extremado, se vislumbra como amenaza mayor. Los cambios se hacen imperativos. Ojalá sepamos hacerlos.

Sigo más arriba conversando con Rain que señala que un sistema económico basado en impulsar como sea el consumo no puede perdurar. La presión por vender más, año a año, y los volúmenes de inversión en publicidad de la empresa, hablan de nuestras mentes intervenidas en esa dirección, casi inconscientemente.

Rain Opik
Tenemos que pensar algo, y rápido. Yo hablo de la necesidad de elevar el nivel de conciencia, de una nueva educación. Pero también hace falta conversar, que la voces emerjan, que los que saben saquen el habla, se atrevan. Igual no sabemos por donde es la cosa.

Caminamos cerro arriba, con cierta rapidez. Los estonios nos presionan por presencia. No queremos quedar como viejos guatones lentos. Perdemos la ruta en un momento, pero un par que viene bajando nos dan la pista. Subimos a lo derecho en un nuevo esfuerzo. Luego la ruta se pone más descansada.

en la cumbre hablando de economía
Le sugerimos a los estonios, cuando llegamos a un cierto punto, que sigan por delante y nos esperen en la punta. Y así lo hacen.
Arriba los encontraremos en una intensa plática de temas económicos, con un tipo que despotricaba contra todo lo que hacía la Bachelet, ensalzando a Pinochet y sus Chicago boys. Too much. Pero siguieron igual.

Pancho, Mireya, Anne Marie, Dirk, Erkki, Rain y Andres
Los estonios aprecian enormemente estas vistas, pues su pais tiene la más alta cumbre poco menos que el San Cristóbal.

Dirk me alecciona con la respiración abdominal, invitándome a observa a una guagua durmiendo. Dice que respiran desde la guata. Tendré que verlo.

Andres y detrás Dirk
Casi al llegar a los autos, gran sorpresa! Venían subiendo, la Marisol Susaeta y su pareja actual, Ricardo Guler. Grandes abrazos y una breve conversación. Tiempo que no veíamos a esta querida subecerros y gran amiga.

Rain bajando
Y eso fue, un grato paseo de domingo, un buen ejercicio y muy buenas conversaciones.

Nota: me llegó esta foto de nuestros amigos subecerros desde Sicilia, donde andan de paseo

la Isabel y Eugenio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario