domingo, 4 de octubre de 2015

Encapotado por la ruta de Víctor en Las Varas

Tomando brebajes llegamos con la Maribel al punto de encuentro. Al rato llegó Dirk que se subió al auto y lo mismo hizo Víctor. Cuando llegó Pancho, no cabíamos, así que nos bajamos todos.
La verdad es que nos enfrascamos en alguna buena conversa al punto que Víctor dice "se han dado cuenta la hora que es ?", " las 9:20".
Cresta ! Ya, p'a donde ?
A la ruta de Víctor por las Varas, fue el acuerdo general.

Maribel, Dirk y detrás Víctor
El día estaba amenazante con dos capas de nubes, una baja y otra de altura. Cerrado en todo caso.
Nos fuimos en la Van de Víctor, los cinco.
Pancho hizo de las suyas con la cajera y partimos, por esa bastante suave ruta de ascenso, por un camino, que va a dar hasta el canal, en su punto de término.

Dirk mirando a la cámara
Nos alcanzaron dos tipos, en que uno tiraba prácticamente al otro, de no muy distinta edad de la nuestra. Vimos al de atrás en cierto aprieto, por lo que lo invitamos a integrarse mejor a nuestro grupo. Esto dio para conversas y más adelante otro encuentro y mas conversas.
Al final siguieron su camino de vueltas, mientras nosotros iniciábamos el ascenso aguas arriba orillando el canal.

partiendo por la orilla de la canaleta
La ruta preciosa. Las nubes se arrastraban por los faldeos cercanos, con un par de veces solamente, en que nos envolvieron.
El resto del tiempo estábamos por sobre las nubes, las que en reiteradas detenciones admirábamos sus circunvoluciones. Maravilloso el espectáculo.

Incluso en un momento sentimos truenos más abajo de nosotros, hacia Santiago. Sospechando que alguna tormenta podía estar desencadenándose allá más abajo.

el clima del día
Comentamos que estas aguas que corrían por el canal, no eran solo para el tranque que habíamos pasado, sino que había un afluente más abajo, que llevaba parte de las aguas al estadio de La Católica, que era en parte dueña también de este canal. Esta información la había recabado yo, de una conversación en días pasados en que Fernando Saavedra me llamó para desearme un feliz día y nos enfrascamos en cordial conversa.

Maribel, Pancho, Dirk y más atrás Víctor
Después de la buena no menor caminata aguas arriba, llegamos al punto de cima que hemos venido haciendo, donde empalmamos  con nuestra ruta habitual a la cima, que está poco mas arriba.
Buscamos un lugar supuestamente protegido del frío viento, cosa que no fue y ahí nos instalamos, primero a descansar, a mirar el espectáculo del paisaje y segundo a comer los comistrajos que traíamos.

primeras pruebas con el palo de surfies de la Maribel; sentados en la cumbre
El tipo de cambio o las tasas de interés, fue un tema. Yo tomé palco. Esto de que la Maribel trabajara en una mesa de dinero, debe haberle dado soporte al tema.

movimiento de nubes
A las 12 en punto Pancho dio la señal y sin muchas ganas tomamos la ruta de descenso. Pancho pidió tomáramos el desvío a la izquierda, para cambiar un poco de las dos veces anterior y eso hicimos.

Bastante rápidamente llegamos al auto y de ahí alegremente, luego de algunas elongaciones, seguimos a los autos y a casa.
Contentos con el ejercicio, el paseo, las vistas y el grato grupo, nos despedimos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario