lunes, 28 de septiembre de 2015

Por la ruta de Víctor de Las Varas

Recojo al bajar a la Maribel y después pasamos a buscar a la Alejandra. Al final llegamos como 15 minutos antes al punto de encuentro, así que nos fuimos a tomar un cafecito al UPA de la Shell.

la Isabel, Eugenio y Pancho
Desde la ventana veía como iban llegando. La Anne Marie, Eugenio y la Isabel primeros. Luego llegó Dirk y Pancho. Finalmente Víctor.
Nueve en total ? no se me estará quedando alguien en el tintero ?

Maribel
La Alejandra quería el Pochoco. La Isabel se opuso con su solidez sonriente. Y el Manquehue, propuse yo. Alguien dijo, porque no vamos a esa ruta de Las Varas por la que nos llevó Víctor la semana pasada, que fue tan bonita.
Yaaa ! Y para allá partimos.

Víctor, Alejandra y Anne Marie
Pagamos, después de llegar en dos autos. La verdad, pagó Pancho, que algún malabar hace.
La ruta es en general bastante suave, y de la canaleta en adelante, es hermosa además.

Dirk, adelante
El grupo mantuvo siempre, entre dos o tres grupos, donde siempre fui en el de avanzada. Debe haber sido por la Maribel, que cuando tomaba la delantera, había que gritarle para que no se perdiera de vista adelante.

Alejandra
La conversa animada, chispenate incluso. La Alejandra y la Maribel llevan la voz cantante; Dirk y yo, las segundas voces; animadas siempre.

Gabriel
Llegamos al tranque, que es donde termina el canal, que viene incluso de la ruta del Alto del Naranjo. Comentamos con la Alejandra, que mas de una vez habíamos estado en la bocatoma donde parte este canal. Un canal hecho y mantenido por los alemanes dueños de buena parte de estas tierras por las que andábamos.

un alto en el camino
En la primera etapa nos topamos con varios ciclistas, en grupos y solitarios; de ida y de vuelta. Pasado un punto, ya no más.

el grupo de atrás
Hicimos cumbre, donde el canal cruza la ruta habitual a la cumbre y donde mismo paramos la semana pasada. Es como una especie de apego al canal que nos acompañó todo el camino, y a la vista fantástica que se tiene desde ese punto.

una parte difcil
Comimos abundantes frutos secos, naranjas y mandarinas, bromeando por la evolución de la posición de la mujeres en la historia de la humanidad. A ahora que hasta presidentes de la república son, siendo que en la época de los griegos y de los indios Sioux, valían hongo.

Maribel explica las costumbres de los países árabes; en la cumbre
Tuvimos una sesión de Taichi dirigida por Dirk, que nos conectó con esa particular forma de ejercicio y mentalización. Uno o dos ejercicios simples, nos aportó Dirk, que repetimos un par de veces. Fue como una leve degustación de la actividad. Esperamos que para la próxima, la extienda un poco más; o será que me gustó la modalidad ?

sesión de Taichí
En la bajada la conversación en el grupo de avanzada, se animó sobremanera. El tema, el sexo después de la menopausia de las mujeres. De si se les apagaba la cosa o como alguna dijo, se mejoraba. Gran sorpresa, gran animación, bromas e intensidad. Hasta aquí nomas llego, pues entra en territorio privado. Pero los dejo metidos.

Llegamos animadamente, en una hora a los autos; cosa que Eugenio reportó en un nuevo software que trackea el andar. Me mandó esta imagen:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario