martes, 15 de septiembre de 2015

Las Vizcachas con llovizna

Llegamos con la Isabel al punto de encuentro sospechando que seríamos los únicos ya que el día estaba con llovizna y amenazando con empezar a llover. Nos estacionamos y esperamos un rato hasta que vimos que llegaba Pancho. Nos bajamos y en ese momento nos dimos cuenta que la Soledad Tagle estaba en un auto delante de nosotros sin que nos hubiéramos dado cuenta.

Grandes saludos pues hacía tiempo que no participábamos de las salidas de subecerros por distintos motivos.

Eugenio, Soledad e Isabel
Decidimos ir a San Carlos de Apoquindo y hacerle empeño al cerro Las Vizcachas y para allá partimos.

Cuando nos bajamos de los autos la neblina estaba bastante baja, nos registramos, pagamos la entrada y emprendimos la caminata conversando animados. La temperatura estaba muy agradable, no hacía frío pero lloviznaba bastante y no había visibilidad mas que unos pocos metros.

Isabel, Pancho y Soledad
Los árboles y arbustos agradecían el agua, la tierra también.

La subida fue con harta detención y conversas. No nos cundía mucho.

Pancho nos contó que a pesar de no haber venido a los cerros se ha mantenido entrenando gracias a que está yendo diariamente a un gimnasio, y se notaba su buen estado físico.

Pancho
La meta era llegar mas arriba que la última vez, así que a punta de fuerza de voluntad seguimos caminando después de que reconocimos el lugar en que nos habíamos detenido la vez anterior, hasta que llegamos a un lugar donde paramos.

Pancho, Soledad y la Isabel
La llovizna había amainado y las nubes se habían abierto en parte, durante un rato tuvimos lindas vistas de Santiago.

Bajamos conversando de varios temas, felices de haber compartido una caminata muy agradable.



(texto de Eugenio Lagos)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario