domingo, 10 de abril de 2016

Seis a las Varas por la canaleta

Ya empieza a hacer más frío. Llego el primero y me quedo adentro del auto. Luego llega Dirk con su auto nuevo y me cambio a su auto. Cada persona que llegó después se introdujo al auto de Dirk, hasta que decidimos partir. Apreciamos su auto nuevo.
Llegó Pancho, Víctor y la Anne Marie.
Cuando ya íbamos partiendo, todos juntos en el auto de Dirk con destino Las Varas, llega Francisco Toyos. Víctor se cambió a su auto, así que nos fuimos en dos autos.

Pancho, comenzando a bajar por la orilla del canal
Pasamos a pagar y luego nos fuimos a confirmar que el agua caída esta semana no alcanzó a agregar nada de agua a tranque. Sigue, se podría decir, completamente vacío.

Dirk, Víctor, Anne Marie y Francisco Toyos
Por alguna razón que Pancho no entendía, nos enfrascamos en una conversación-discusión acerca de temas políticos. Habían posiciones que sostenían que la corrupción o captura de los políticos por parte de los empresarios o colusión, era algo grave y nuevo, o era algo que siempre había pasado y todos sabían de ello. Nada nuevo.
Los puntos de vista fueron irreconciliables y las posturas diversas no cambiaron sus posturas. Algo habitual en temas políticos; curioso.

Anne Marie
Llegamos mas bien rápido al canal donde sentados en su borde, comimos los abundantes alimentos que varios llevaron.
Apreciamos la vista de la cordillera al frente y el Plomo en todo su esplendor.
Día fresco, agradable, de nubes altas y como una delgada neblina de altura.

me quedé rezagado
Bajamos por la orilla del canal, disfrutando de la música del ruido del agua.
En un punto, Pancho propuso una variante: tomar un camino de bicicletas que se descolgaba cerro abajo, Eso hicimos y al final de cuentas llegamos pasadas las 12 a los autos; muy temprano.

allá van
La verdad llegamos separados justamente según como habíamos llegado en los autos, y el grupo del auto del Toyo se quedaron más atrás. Nosotros partimos igual, sin esperarlos. Igual llegaron donde estaban los autos, donde aprovechamos de despedirnos todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario