lunes, 10 de marzo de 2008

Hugo Ravera

Se ha ido. Murió de un infarto la noche del domingo pasado, a las 3 de la mañana, como nos contó al grupo en la YPF, Francisco Toyos.
Se fue a los 81. Mi padre se fue el año pasado a los 80 y yo le decía, apréndele a Hugo que sube cerros como una gacela a sus 80.

Hugo Ravera, el gestor de la cofradía del Pochoco, a partir de sus bastones que regalaba, siempre que la persona hubiera subido al menos 3 veces hasta la cumbre.
La verdad, yo iba en mi tercer Pochoquero, como les decimos, pues cada vez que se me gastaba mucho, él gentilmente me lo cambiaba por uno nuevo. Aunque quizás era uno viejo al que le cambiaba la punta y lo re pintaba.

Hugo fue un personaje memorable para todos los que subimos por años el Pochoco. Encontrarse con él era siempre una fiesta, por su alegría, cordialidad y buena onda. Cada vez que me encontraba con él además me contaba dos chistes; chistes que en los últimos años, yo le reclamaba.

Nunca olvidaré que una vez que yo había estado en una sesión de grof el día anterior, Hugo me contó un chiste con el que no paré de reírme desde la cumbre hasta la base del cerro. Verdaderamente pensé que los grof me dejaban medio volado.

Hugo era un gran conversador; iba los domingos al Pochoco siendo este su día social, pues durante la semana subía al menos tres veces distintos cerros. Normalmente estaba detenido conversando con alguien. Todo el mundo lo conocía.

Recuerdo muchas historias y recomendaciones del escalador. Como abrocharse los zapatos, como ponerse calcetines y de que tipo. Anécdotas de subidas; accidentes, la momia del Plomo, etc.

Hugo nos hará falta. Le daba un espíritu al cerro que espero perdure en toda la gente a la que él influyó.

6 comentarios:

  1. Acababa de leer en una página de montañismo acerca de "El Señor del Pochoco", Hugo Ravera, y de su costumbre de regalar bastones a lo subían por tercera vez. Quize saber más acerca de de él, y fui a Google, busqué "Hugo Ravera", y me encontré con esta triste noticia en tu blog. Acababa de conocerlo, pero la ilusión de recibir de sus manos un "pochoquero" me entusiasmó, y enterarme de esto...
    Voy a ir al Pochoco dentro de algunos días con un amigo, y cuando lo suba, recordaré a este grande, y a sus innumerables caminatas.
    ¿No existe alguna manera de conseguir uno hoy en día? ¿Ningún hijo o amigo sigue su costumbre? Porque de verdad estaría dispuesto a subir el Pochoco mil veces para poder tener conmigo uno de esos preciosos tesoros pochoqueros.

    Muchas gracias de antemano.
    David Valontrada.

    ResponderEliminar
  2. David: sin duda la ida de don Hugo fue una pérdida y además inesperada, por su excelente salud y fortaleza.

    No se de nadie que haya continuado con su misión de los bastones, así que los que andan por ahí, son tesoros que mas vale bien cuidar.

    Un cordial saludo si llegas a leer esto.

    ResponderEliminar
  3. David,

    Un viejo subidor del Pochoco y amigo de Ugo, llamado Juio Sarno que es jefe centro de operacion de Arauco Generacion los hace igualitos, pero no rojos, sino que de otro color (por respeto a Ugo).
    Probablemente lo puedes ubicar en esa empresa o en alguno de estos telefonos que eran los vigentes hace algunos años Trabajo: 461-7215 Particular: 455-6027

    Suerte.

    Saludos,

    Francisco Toyos

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por sus respuestas. También, si es que algún día llegan a leer esto.
    Intentaré comunicarme Francisco. Muchas gracias por los teléfonos y por tu disposición y buena voluntad.

    Una abrazo.
    David Rodríguez.

    ResponderEliminar
  5. Que tristeza me ha dado leer esta noticia, hace años que no he vuelto a subir el Pochoco, pero quiero agradecerles por dejar este comentario de este hombre que en verdad era un ejemplo. Siempre recordaré cuando me caí bajando el Pochoco y el sacó un pañuelo blanco para darme la mano y me ayudó a bajar mientras cantabamos el tango "uno", recitabamos poemas, en turnos, y recogía todos los papeles y plasticos botados en el cerro.
    Saludos a todos, y además gracias por la fotos publicadas.
    Iris

    ResponderEliminar
  6. En Julio de 1996 obtuve de don Hugo el mentado bastón pochoquero y lo conservo como un tesoro. Era tan habitual para mí encontrarme con don Hugo en el cerro. Lamento tanto su ausencia!!

    ResponderEliminar