domingo, 21 de junio de 2009

Subida con mantel blanco

Hoy fué una subida fabulosa.,,,,copos y copos ? mucho más que unos pocos copos.

La naturaleza entera quizo tal vez hacer honor al dia del Padre, que aunque sea pura publicidad, al parecer, este dia ella decidió ofrecerles un espectáculo con escenografía y todo. Cúal banquete de mantel blanco se cubrió, y nosotros ansiosos y felices, celebramos también en esta fría mañana...que al fin !!llegó el invierno!!.

El encuentro se produjo en la Terpel; como de costumbre con el cafecito temprano a las 8:30. Llegamos primero las mujeres; la Consuelo, la María Elena, la Rebeca (yo)...luego detracito aparecieron los papas del día: Gabriel y Pancho. Emprendimos camino rápidamente hacia la cordillera, un tímido sol y las cumbres nevadas auspiciaban un frío y sorprendente paseo, de esos difíciles de olvidar.

El viaje en el auto de Pancho, suave y cómodo manejado con gozo por Gabriel, nos lleva paulatinamente a internarnos por el camino de la Diputada, con bellísima música clásica en los oídos, nos adentramos a disfrutar del maravilloso paisaje visual y musical tocando fibras sensibles que llevan a las profundidades provocando hondos y placenteros sentimientos, de esos que añoras y te hacen revivir.


Tanto fué el entusiasmo del grupo, que bajando del auto, Pancho próximo a ser padrino de bodas de su hija Andrea, práctica con las mujeres del grupo sus pasos de valz con música de Strauss. ¿de Strauss?, las expertas reconocedoras de obras musicales María Elena y Consuelo van anunciando velozmente autores y nombres de obras., mientras el resto del grupo se apresta a disfrutarlas solamente.




También se sumaron al grupo cuatro lindos cachorros de la zona que tomaron la delantera apurando la subida y contagiándonos su peluda energía. Pancho paternalmente, se aguachó los perritos y preocupado, varias veces durante el trayecto, los buscaba para contarlos.

El paisaje a medida que subiamos, se blanqueba más y más, las pisadas iban dejando huellas en esta inmaculada alfombra de nieve. Los zapatos crujian y se perdian de vista en la hondura mientras improvisábamos cada paso.

Subimos hasta nuestro conocido potrero, luego motivados por el terreno y el frío seguimos adelante hasta una segunda planicie desde donde pudimos contemplar un maravilloso paisaje blanco y de frente divisamos claramente Farellones. No faltaron las naranjas que tragamos de pie, porque el banquete era pero sin asiento, por lo que sin mayor pausa iniciamos la bajada.

Un poco decepcionados parecian nuestros invitados perrunos porque ellos hubieran seguido subiéndo, pero la temperatura y el horario decían que la aventura continuaba pero en descenso.

Una parada para observar el efecto de cristalización de los copos de nieve en las plantas nos mantuvieron gratamente sorprendidos mientras María Elena se perdía velozmente entre los cerros. Entre silbidos y cantos con la Consuelo bajamos hasta el auto mientras Gabriel inspirado por el paisaje, sacaba fotos de todos lados.

Magnifico paseo, viaje de vuelta nuevamente con música que a estas alturas cansados, llenaba cada espacio de adentro y afuera provocando un estado de profunda contemplación completando así este espacio temporal presente en una experiencia real de disfrute total que sin duda su recuerdo en la memoria nos revitalizará la semana.

Feliz Día para los papas del grupo representados por Pancho y Gabriel y a los ausentes nuestros padres que en el cielo o en la tierra, también recordamos hoy.


5 comentarios:

  1. Rebeca; que detalle poner un vals de fondo para la lectura del posteo, pues es la misma con que bailaban en esas primeras fotos.
    Excelente reporte y un paseo precioso, sin dudas.
    Que buen registro, pues el solo leerlo, acompañado de la música despierta todos los recuerdos del paseo.
    Hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:39 a.m.

    Excelente el vals, realmente me cambio la emoción de la lectura con esa tierna música de fondo... que quieres que te diaga me parecio hermoso el paseo, me guataría haber participado luego de ver el maravilloso paraje que pudieron presenciar..

    Un abrazo para todos y especial para mi padre por su día.

    Saludos desde Barcelona;

    Diego Bunster.

    ResponderEliminar
  3. Buena Diego; emocionado recibo tus parabienes. Es fantástico vivir la globalidad en un sitio tan acotado como el de este grupo que comparte sus paseos a la montaña.
    Saludos Diego y mis mejores deseos en tu estadía por las europas.

    ResponderEliminar
  4. ale cambiaso3:40 p.m.

    Que domingo mas emocionante. Como me habria gustado de haberlo compartido con ustedes. Los hecho mucho de menos. Feliz dia a todos los papas.
    Carinos desde Olivet, Orleans, Francia,
    ale

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:40 p.m.

    Super! Me encantan las fotos de los subecerros! Que simpatico ver a la pareja bailando en la montaña!
    Saludos
    Rich

    ResponderEliminar