domingo, 7 de junio de 2009

Cumbre en La Hermita

En la Terpel fuimos cinco: María Elena, Consuelo, Pancho, Andrés y Gabriel. Esperábamos también a la Rebeca y a la Jeannie, que no aparecieron. Debe haber sido la neblina, abajo en la ciudad.

Nos fuimos en un auto y nos estacionamos donde siempre en La Hermita. Y partimos para el mismo lado que hemos subido, los que han subido, los últimos dos domingos.
Hoy la idea era llegar mas allá, llegar a la cumbre. Y lo logramos.

El paseo fue redondo; de nuestra pleno gusto. Todos quedamos contentos, aunque cansados como perros, varios. Llegamos a nuestras casas poco antes de las 3 de la tarde, con las consabidas quejas de nuestras familias, asumo.

Llegamos a la cumbre de las veces anteriores, donde descansamos, nos comimos las naranjas y mandarinas que traíamos e incluso nos pegamos una sesión de meditación. Andrés decía más tarde, que gracias a esa meditación fuimos capaces de llegar a la cumbre y dar toda la media vuelta que terminamos haciendo.

Hicimos un intento por alcanzar la cumbre por un lado que no había como. Andrés tuvo que volver sobre sus pasos con cautela, pues muchas veces ocurre que subir es más fácil que bajar, especialmente cuando la ruta es parada.

Nos fuimos bordeando los acantilados por debajo y encontramos la vía de acceso a la cumbre.

El tema del día fue Twitter, que en el grupo quedó como Tuister. Andrés intentó Twittear desde su iPhone sin éxito (lo puedes ver en la foto).

Uf, la ruta fue pesada, pero finalmente llegamos a una hermosa cumbre. La ruta, con dificultades, pero hermosa. Además que el día estuvo despejado con nubes mínimas muy arriba.

La bajada no estuvo exenta de dificultades. De momento pensamos que tendríamos que volver sobre nuestros pasos originales.
La vuelta fue apurada y sin mayores dificultades en cuanto a encontrar la ruta de descenso, después de la primera etapa.

Hicimos como decía, una media vuelta. La Consuelo y la María Elena se fueron a rematar la mañana con una empanada donde la Rosalía y nosotros arrancamos apuraditos a nuestras casas y familias.

Un estupendo paseo, para repetir, sin duda.



5 comentarios:

  1. Anónimo10:27 a.m.

    Propongo repetirlo en primavera y detenernos en las flores. Por lo que se ve hay una mayor variedad de plantas que en otros lugares que frecuentamos. Se me ocurre que con las plantas florecidas el panorama debe ser absolutamente espectacular. Fue un día muy entretenido que siguió con una buenísimas empanadas de queso y aceitunas en la Rosalía (Gabriel, preguntaron mucho por tí) para continuar en la exposición de Alfredo Valenzuela Puelma en el Instituto Cultural de lLas Condes. Un domingo "genial".

    Consuelo

    ResponderEliminar
  2. Hola!!

    Parece estuvo muy bueno el paseo.

    Este relato me hizo de alguna manera acompañarlos y "estar" allá , por eso valoro tanto este medio de comunicación...porque en verdad, comunica, vincula a las personas y su ambiente o su contexto.

    El próximo, no me lo pierdo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:59 a.m.

    Que lindo paseo, los felicito por no aflojar con el tema cerros!!
    Por favor avisen si van de nuevo a la zona de La Ermita

    Cariños,
    César

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:57 p.m.

    Se ve todo muy lindo. Pero falto la foto de Gabriel. Parece que se dedico solo a tomarlas... interesante ver que uno del grupo no se desconecta de su iphone. ;-)

    Saludos y continuen trepando.
    Saludos
    ps: tiene un clima muy bueno mientras aqui en europa llueve :-(

    ResponderEliminar
  5. Hola! Soy Isidora, veo que les apasiona la montaña y eso me pone muy feliz! los felicito!! yo hace un tiempo fui a caminar por el sendero de la Ermita y fue increíble, es increíble la energía que da ese lugar y la montaña!! junto a eso me llamó mucho la atención el cambio en la textura que hay en las rocas que están en la "pared" (de roca) del sendero y las rocas que están en el río; a medida que se van acercando a éste, rocas de color oscuro y textura poligonal y pinchudas van cambiando a ser lisas, redondeadas y de diversas tonalidades!!! me sorprendí mucho de ese fenómeno y me pregunté si efectivamente eso se da por la erosión, pero no lo sé....o quizás la mina de más arriba también tiene influencia..... me encantaría saber acerca de tal fenómeno que vi en ese lugar, y he buscado en Internet pero me es difícil entender si me lo describen en otro lugar.
    Es por eso que quería saber si alguien de este sitio sabe de algo que pueda responder al fenomeno que produce tal belleza y morfologia estaría tremendamente agradecida!!
    Muchas gracias!

    Isidora

    ResponderEliminar