lunes, 28 de junio de 2010

Puro Chile es tu cielo azulado...

Otro domingo soleado completamente despejado de cordilleras blancas, que me hacen recordar esa parte del himno nacional "Puro Chile es tu cielo azulado", ya que empapada me siento de este espíritu patriótico que me baja con tanto partido mundialero.

 Tierra mojada y escarchada y el encuentro un poco desencontrado esta vez en la bomba donde Pancho con Alfonso y la Vero me esperaban un poco más tarde que de costumbre adentro del auto. Minutos más tarde llega la Marcela Molina con mucha cara de tuto tomando cafecito en su termo. Cerca de las nueve de la mañana partimos los cinco subecerros en la camioneta de Alfonso camino al puente Ñilhué para comenzar la subida hacia la canaleta ruta 2.

  Muy forrados en la partida ya que el frío y la escarcha del suelo nos acelera el pulso y nos pone en movimiento, llegamos al cruce desde donde iniciamos una ruta suave y boscosa por el lado derecho de la subida al alto del naranjo. La Marcela se olvida de tomar su remedio para el asma antes de salir de su casa y la Vero, como buena doctora, le aconseja y acompaña durante buena parte del trayecto de subida, ya que su asma la incomóda y a ratos debe detenerse para pausar la respiración.
 A medida que avanzamos, la naturaleza se hace sentir y tanta belleza de aire puro y cielo azulado que entra y sale por las narices un poco congestionadas, sin embargo las palabras me faltan para describir tanta tranquilidad y asombro de lo que observo.  Mientras escucho a lo lejos las voces de mis amigas que entre risas y charla, chorrean de palabras animadas conversaciones. Durante el trayecto también se asoman unas sonidos peculiares de pájaros que nos hacen detener la marcha y audicionarlos.


Más adelante con Pancho de líder, detrás viene Alfonso  calmado y pensativo quién vigila sin perder de vista a las mujeres que a poco andar vienen en la retaguardia apurando el tranco hasta la canaleta. Esta vez la ruta y la energía que llevamos, nos hace seguir un poco más y hacemos cumbre con una panorámica total. Norte, sur este y oeste, desde la altura el regalo de este paisaje en vivo y en directo, se agradece infinitamente.

Alfonso nos invita a mirar cumbres con detalles con su fabuloso anteojo que instala con atril y todo para deleitar la vista e identificar algunas conocidas cumbres que nos rodean, miles de hormigas de esquiadores se deslizan por la nieve de las canchas que tenemos de frente. !La Andrea! digo con risa, luego de saber que la hija de Pancho andaba por esos lugares. Nos acompañan desde el aire una pareja de condores que nos hacen demostraciones de su experticia en vuelo y planeo sin igual.


Conversamos de todo, proyectos de trabajo, de hijos, de maridos y señoras, de la vida, de fútbol, de innovaciones, los conflictos de la iglesia católica, los colegios y universidades,...no quedó ningún tema afuera. 

Fué una placentera mañana de buenos compañeros de cerro, convocados espontáneamente por la vida cotidiana que clama y reclama aventurarse a estos lugares para dar rienda suelta a la mente y cuerpo y a regalarse este momento de fascinante encuentro.

3 comentarios:

  1. Que bueno verlos ahí, encaramados en los cerros, sonrientes, queridos amigos. Yo arranqué para Zapallar esta vez, así que el próximo domingo me sumo. Gracias Rebeca por tu pronto reporte y disculpa el traspié del transporte del domingo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso dia y lindas fotos; muy bueno el posteo, saludos

    ResponderEliminar
  3. que liiiindas fotos !!!! Yo he estado medio floja pa subir pero espero verlos este domingo y ojala nos toque un dia tan lindo como este Besos a todos

    ResponderEliminar