miércoles, 15 de septiembre de 2010

Garuándo en La Ermita


Fina garúa nos recibe esta mañana para el grupo compuesto por 5x1 la mayoría de mujeres: La Vero, Consuelo, Paula, nuestra nueva compañera Bernarda,  yo (Rebeca) y el único hombre Gabriel. Al principio hubo un poco de indecisión ya que el dia tan nublado y con ganas de lluvia nos hace dudar, salimos igual hacia La Ermita para caminar y en caso de lluvia, podemos volver facilmente por camino pavimentado.
 
Nos acompaña una nueva caminante: Bernarda. Ella se dispone a partir con mucho entusiasmo y es de las primeras en llegar a el lugar de encuentro. Gorros y pañuelos nos ayudan a proteger las cabezas del agua...que a la larga; gotea y moja. Pero todas estas preocupaciones desaparecen luego de los primeros minutos cuando nos adentramos al campo y aparecen en nuestra visual los primeros colores primaverales de árboles y plantas, olor a tierra mojada y humo de chimeneas donde alguien calienta el agua para su primer café con pan amasado...ilusiones que aceleran el tranco de paseo que promete sorprendernos.
 El amplio camino plano nos pone listos para la conversa, la Vero comenta la última fiesta familiar con asado que no fué asado sino paella. La Consuelo y su subida a La Campana el fin de semana pasado, Gabriel se explayó contando su experiencia en la charla de Helen Fisher a la que había asistido el día anterior como también de la última ponencia que había realizado en la Estación Mapocho sobre la educación y la tecnología.

Nuestra alegre amiga Paula venía también muy optimista porque de las 7 maravillas chilenas, 3 eran vecinas a Mallín Colorado (rio Baker, lago General Carrera y campos de hielo norte), no queda duda entonces que el lugar y sus alrededores son paisajes privilegiados.

Para mí, el paisaje me distrae y quiero tomar fotos de eso que impresiona en el momento, registro el potrero con animales, la casa antigua que nos gusta, árboles floreciendo, roca grande, tréboles flotando en la acequia, rio abajo, ...foto, foto, foto (+fotos) hasta que viene Paula que también quiere registrarlo todo y llevárselo para la casa, y poseerlo: pecadora!

Caminamos hasta el rio donde tratamos de sentarnos para hacer nuestra parada oficial, pero el asiento está mojado y hace frío. Foto del grupo completo muy producidas nos retienen por minutos. Luego de vuelta al camino, la garúa se transforma en lluvia fina y  se hace más intensa lo que nos hace apurar el paso. Vengo escuchando a Bernarda que habla del colegio donde trabaja con niños con trastornos de aprendizaje como sicóloga.


De vuelta en el kiosco de doña Juanita  nos recibe don Gabriel al que le pedimos café con empanaditas fritas y pan amasado que nos disponemos a disfrutar  junto al calor del horno de barro para recuperar fuerzas y calentarnos un poquito antes de subir a los autos que mojados esperan la retirada. Buena conversa con los amables y patriotas anfitriones que nos invitan a volver para el dieciocho con empanadas de horno y cuecas en vivo para los que se animen a celebrar con buen vino estas fiestas patrias.

Gran final de sorprendente mañana que de aguita fresca nos llena y limpia por fuera y dentro, celebrando el hecho de aventurarse a este contacto natural y disfrute total de la belleza mojada, recargando de pilas nuevas para toda la semana. Ahora a prepararse para la cueca y el tiquitiquiti de un nuevo dieciocho.

5 comentarios:

  1. Anónimo8:23 p.m.

    Exelente tu post Rebeca, fue una rica caminata con un exquisito final en torno a las brasas. Las fotos estan muy buenas.
    Un abrazo a todos
    Vero

    ResponderEliminar
  2. Buena Rebeca; buen relato, buen registro de un día muy especial, especialmente por ese cierre al abrigo de ese horno que nos calentó, ese café calentito y esas empanadas exquisitas. Un memorable día.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien escrito, ágil, sin olvidar detalle, tai seca, Rebeca, pal post!!!!
    Felíz fin de semana para todos, nos vemos el próximo domingo!
    Paula

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:16 a.m.

    Rebeca te felicito. Hiciste un excelente retrato de lo que fue el domingo pasado. Un lugar que estaba preciosos, pero un frío que nos empaló hasta que nos logramos recuperar con el café y el horno de don Gabriel y la Sra. Juanita. Las fotos están buenísimas.

    Consuelo

    ResponderEliminar
  5. Que paseo mas entrete. Cuanto echo de menos estas caminatas pero de a poco instalandome aca y con deseos de hacerlo con mi hija Tatiana. Esto si que es "Puro Chile". Carinos a todos.

    ResponderEliminar