lunes, 30 de mayo de 2011

Encantadora subida a la cumbre del Guayacán

Luego de dilucidar en mi cama si me levanto o no una vez más muy temprano en domingo para juntarme con los amigos Subecerros y de recordar esa imagen imborrable mirando la ciudad de Santiago desde lo alto, llego pasadito las 8:30 a la Terpel. Estaban Gabriel y Pancho esperando.
cactus a contra luz (Paula Christensen)
Apenas subimos al auto de Pancho, comenzó la conversa en torno al tema de Hidroaysén. Estos amigos no estaban muy enterados de algunos detalles del tema y como yo estoy más o menos relacionada con Aysén, nos pusimos a hablar de energías alternativas, de generación eléctrica, de impacto ambiental, impacto socio-cultural, una serie de aristas que nos mantuvo entretenidos hasta que el cerro se puso más escarpado y el sol más fuerte. El día estaba precioso. El cielo azul a rabiar, relucían los filudos cactus en contra del sol, se mostraba La Dehesa completamente despejada y limpia, pero ya comenzaba la nube gris sobre Santiago a subir lentamente. Y nosotros también.
Gabriel y Pancho (foto de Paula Christensen)
El sendero está muy bueno, “éste es fácil” dice Gabriel, cuando mi lengua llegaba casi al suelo y necesitaba un poco de descanso. Mirando hacia la cumbre, divisamos que alguien venía bajando raudo por nuestro camino. De 70 años de edad, un caballero habitante de las casas de más abajo, había subido hasta la parte más alta a arreglar el agua, cosa que hacía habitualmente. No sabía nada de Hidroaysén, nos hablaba de las torres que había allá abajo, o quizá ya no escuchaba bien.

vista norte
Seguimos subiendo y subiendo, cada vez más cactus y un amarillo precioso de algunos arbustos, el sendero seco y un poco suelto. Nos detuvimos justo al lado del pequeño canal por donde baja el agua para disfrutar de un rico chocolate, naranjas y el jugo de papaya con manzana, exquisito, que llevaba Pancho. Variados temas como siempre surgen en este clásico momento de nuestros domingos en la mañana; la última charla, nuevas tendencias, comportamientos humanos, innovación, coaching, la infaltable web, etc. Mis dos compañeros ilustraban magníficamente el paisaje con sus poleras coloridas.
cielo azul
Entusiasmados de nuevo por llegar a la cumbre, recogimos nuestras cosas y retomamos ruta cerro arriba. Más suelto, más seco, más caluroso y más empolvado que antes, el sendero nos llevó sin parar hasta la parte más alta. Nos sentamos a todo sol y comenzamos de nuevo otra conversa, esta vez con preguntas a la dama presente acerca de su vida personal. Por suerte Gabriel tenía que estar más temprano en Santiago, me salvé, jejejeje

Una mañana encantadora, el día exquisito, excelente compañía. Sin duda vale la pena
al fondo Santiago
levantarse temprano los domingos para subir los cerros aledaños a nuestra ciudad con estos amigos.
Hay más información acerca de la posible construcción de represas en la Patagonia, estudios de energías no convencionales, fotos, etc. en mi página de Facebook.

Quedamos en que haríamos una presentación de fotos de Aysén en la casa de Pancho. Avisaremos la fecha próximamente.

Ah, otra cosa Gabriel, me metí a la página clerkhotel.com que me recomendaste y el creador del programa estuvo en Mallin Colorado hace unos 7 años? El programa es super bueno, lo voy a bajar ¡Qué chico es el mundo, gracias por insistir en este dato!

Texto y fotos de Paula Christensen, la de Mallín Colorado.

Paula Christensen

1 comentario:

  1. Paula:

    Muy entretenido y ameno tu posteo...excelente tener otra posteadora en el grupo. !Bienvenida al mundo de los blogeros.

    Me lo perdí esta vez...pero los tuve presentes en la mañana.

    ResponderEliminar