domingo, 6 de julio de 2014

Variante del Alto del Naranjo

Día frío, pero completamente despejado.
Llegan conmigo, Erkki y Rain de estonia; además llegan Pancho, la Consuelo y la Anne Marie. Nos faltó la Mireya.

Decidimos irnos al Alto del Naranjo y tomar la variante a la izquierda, a la altura del primer canal. Cruzar el estero, subir esa subida empinada y volvernos pasando por el Vallecito. Esto último no ocurrió por un desencuentro con los estonios.

Consuelo, Erkki y más atrás Rain
La ruta por sobre la canaleta no está muy transitada, pues ahora que hay cobro y burocracia, le pusieron una hebra de alambre púa al inicio, la que capeamos por debajo. Igual es un sendero muy bello, con el agua corriendo a tus pies en muchos puntos, y trabajos de destape, nos pareció con Pancho, pues había muchas roturas y arreglos.

Anne Marie, Consuelo y con los brazos extendidos
Erkki y Rain. Más atrás Pancho
El estero traía muy poca agua. Lo cruzamos y arrancamos por la subida empinada, hasta bordear esos acantilados que al frente se ven tan notables con sus cascadas y varios posones cuando trae agua.

Erkki se animó y se adelantó hasta perderlo nosotros de vista. Cuando llegamos al punto de desvío, que transformamos en nuestra cumbre, después de un rato partió Rain a buscar a Erkki.

Rain, Erkki, Anne Marie, Consuelo y Pancho
los mismos salvo que Anne Marie enroca con Gabriel
Ahí comimos naranjas de Pancho y frutos secos y mandarinas de Anne Marie.
Esperamos mucho rato y como no volvían ni daban señales de vida, a pesar de nuestros llamados y chiflidos, optamos por volvernos sobre nuestros pasos, dada la hora; las 12.

Pancho, Consuelo, Anne Marie, Erkki y Rain
Al poco andar me llega un mensaje de texto de Erkki, que dice que están al frente, pasado Vallecito y que nos ven. Nos pusimos a gritarles, darles indicaciones a esa distancia, que pareció entendieron porque siguieron correctamente para arriba.

Anne Marie, Erkki y Rain
Un tema por el que anduvimos merodeando fue el video del cura Berrios, lo que nos dio pie para enterarnos con algún detalle de nuestras ubicaciones en relación al tema, un tema candente.

Rain trepando
Al terminar el tramo de la canaleta, coincidimos justo con el arribo de Erkki que venía bajando a las carreras. Más atrás suyo venía Rain.
Pidieron sus disculpas, que no se las aceptamos, pues no nos causaron mayores traspiés.

Rain con la cascada a sus espaldas
Lo que si me faltó contar, es que en un punto del ascenso, hicimos un descanso que aprovechamos en una exquisita meditación que yo guié. Buenos reportes de ello, me hacen pensar que debiéramos aumentar las veces de estas meditaciones.
La Anne Marie aprovechó de contar la estupenda experiencia que está teniendo con las clases de meditación de la Andrea Armendariz, mujer de Pancho.

Pancho y Rain
Pancho pasó a avisar que estábamos todos de vuelta sanos y salvos y con Erkki y Rain nos fuimos adonde la Rosalía a comprar empanadas.

Les aprovecho de pasar un dato de erizos.

Pancho bajando

No hay comentarios.:

Publicar un comentario