domingo, 28 de septiembre de 2014

A la Playa en modo think tank

Paso a buscar a la Alejandra y llegamos cuando ya estaban todos los que serían; Pancho, Martín Wielandt, Paula Christensen, Francisco Bilbao (trabaja con Pancho), la Alejandra Cambiaso y yo, Gabriel.

en la playa o cumbre, descansando
Mucha algarabía por la presencia de Paula y Alejandra, que se iba al día siguiente a "la isla" a su trabajo en el Explora. También por la presencia de Martín, que es factor de animadas dosis de humor en las conversaciones.

Paula, Francisoc Bilbao y la Alejandra
Breve debate y nos vamos al cerro de la playita,al frente de la Ermita. Nos vamos en dos autos pues supuestamente Martín podría volverse antes. Al final nos volvimos todos juntos, pues la vuelta fue temprano, sin apurar el tranco.

Martín y Alejandra
Comento que del curso de la ciencia de la felicidad que sigo en la universidad de Berkeley (link), gratis, he aprendido que esta actividad que hacemos los domingos aporta tres ingredientes claves para la felicidad:

  1. Contacto con la naturaleza
  2. Ejercicio
  3. Sociabilización
Algo que intuimos, pero que ahora queda certificado.

Paula y Francisco Bilbao
Planteé un tema, para el cual el grupo operó como un verdadero think tank. Mujeres de entre 50 y 65 años, separadas, piden ayuda pues necesitan solventar sus gastos, lo que no están logrando.

Ventas, salta el primero. Que se ofrezcan en funciones de ventas. 
Que cocinen y vendan sus productos, opina otra.
Que se ofrezcan para hacerse cargo en empresas de labores de organización de comidas, eventos, labores que una dueña de casa siempre tuvo que hacer.
Deben ser tratadas caso a caso, pues las historias serán determinantes a la hora de orientarlas en una u otra dirección. Coaching podría ser útil.
Posiblemente tendrían que ser entrenadas para incorporar prácticas del tipo levantarse temprano, viajar en la movilización colectiva con multitudes, cosas que pueden no estar acostumbradas e incluso resistir. Más la práctica del trabajo rutinario de muchos trabajos por largas jornadas de trabajo.
Explotar sus capacidades maternales, en labores del tipo cuidado de guaguas, cultivo de plantas, etc.
Capacitarlas en temas de la tecnología para que sepan usar esa poderosa herramientas, versatil y a veces fuentes de novedosas oportunidades.

Que tal ? Alguno quería hasta cobrar por sus aportes.

Paula, Pancho y Francisco Bilbao
La subida empieza con pedazos escarpados, entre matorrales y arbustos. A medida que subimos se va suavizando, con unas vistas gloriosas, gracias al día mas bien despejado, primaveral, de temperatura muy grata.

Paula y Pancho Balart (el otro)
Otro tema breve, fue el lucro. Varios enojados incluso, con esto de que ahora no se puede ganar plata; por lo menos así lo entienden. Les hablé de un video que grabé con Enzo Cozzi donde trajimos a colación lo que decía el sabio chino Mencio y Mayol, en la actualidad, a través de su libro No al lucro (link).

Paula y Alejandra
Arriba descansamos, comimos diversas frutas y pasas de la Alejandra.
Y bajamos en animada conversación.

La verdad es una subida mas bien corta, lo que explica nuestra temprana vueltas a las casas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario