domingo, 31 de julio de 2016

Una apertura en el clima nos llevó al Potrerito

Me asomo temprano a la terraza del piso 14 donde vivo y veo que el clima está regular. Salgo y hay ventiscas y llovizna en el aire.
Decide ir al baño y vestirme y según como esté el clima después, voy o no.
Al final decido partir, con alguna resistencia ambiental, por la ventolera de afuera.

Eugenio, Pancho y Alejandra
Si no llega nadie, voy pensando, me voy al Pochoco, e incluso bajo la lluvia me subo medio Pochoco.
Llego justo detrás de la Alejandra, que se pasa a mi auto.
Después llega Eugenio y finalmente, el mismo Pancho.
Después de conversar y esperar un rato, decidimos irnos al Potrerito, en el auto de Pancho.

las piedras del piso
Manejará la Alejandra. Llegamos y el día está espectacular; incluso apunta a abrirse por algunos flancos. Al poco de subir, en un aire de paladearlo, sale el sol y nos ilumina y calienta; glorioso.

Pancho
Oh sorpresa; al poco subir vemos que están haciendo un camino de ascenso, por la misma ladera por donde va el sendero que siempre tomamos. Avanzamos por ese camino, viendo que rocas se han desprendido, lo que impediría subir en auto. Incluso, el desmenuzamiento de las rocas produce un piso de colores muy lindos, que nos detenemos a apreciar.

Alejandra
Poco mas adelante, las obras se acaban y el sendero sigue, como lo conocemos. Eso si que la lluvia, el salpiqueteo de las gotas, nos esconden de a ratos la ruta.
El día está bellísimo, las vistas, los cerros del frente, con nieve hasta muy abajo. Nos detenemos y volvemos a detenernos, solo para contemplar las vistas.

Eugenio y Pancho
Hay partes donde el barro abunda. Pero no es problema; seguimos. Llegamos al potrerito y hacemos un alto en esa roca donde siempre paramos. Hay temas que redondear. Algo comemos. Tomamos líquidos.

Eugenio, Alejandra y Pancho
Conversábamos del sistema económico, el capitalismo, sus injusticias e inequidades. El poder otorgado al mercado amerita una modificación; pero a nadie se le ocurre cual. De momento campea. La crisis se desborda. Falta creatividad.

potrerito atrás y nieve en el piso
La Alejandra tiene ideas de Apps para el ciudadano de a pie y su transporte solidario. Le sugerimos se dirija a Innova UC. Veníamos conversando de lo malo del Transantiago y de lo bueno de Uber, con sus riesgos, por la persecución de los arcaicos a esta altura, los taxistas.

Alejandra
Decidimos seguir adelante por el borde izquierdo; se ve más seco que el otro, que se ve bastante cubierto de nieve.
Subimos, subimos y llegamos hasta un punto, poco antes de nuestra habitual parada con vista hacia atrás, donde nos instalamos mirando hacia el potrerito y los cerros del frente, por esa vista gloriosa, de paisajes y cielo, con aperturas frecuentes de cielo.

Alejandra
Comimos naranjas, frutos secos y el chocolate que la Alejandra le había traído a José Salinas, que le ayudó a cambiar un neumático, algunas semanas atrás.

Alejandra y Gabriel
A las 11:40 mas menos, partimos. La bajada fue rápida. El suelo óptimo para agarrarse los pies.
Al final seguimos el camino nuevo, hasta la calle y de ahí bajamos al auto.
Arriba, la Alejandra manejando y a casa.

qué estará diciendo Gabriel ?
Que bueno haber salido hoy de la casa, con ventiscas y llovizna. El cielo se abrió para nosotros.

panorámica

3 comentarios:

  1. Qué liiiindo!! Los envidio, al parecer estuvo muy buena la subida. Espero unirme luego.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:58 p.m.

    Que lindo pase. Muy buena descripcion Gabriel. Espero acompañarlos el proximo domingo.besos? Carmen Gloria

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:53 a.m.

    Hola Gabriel
    Que lindo paseo ayer, no pude ir porque le ayudé a cambiarse de casa a mi hijo, mas esfuerzo físico que trekking!
    No se si te contaron que el domingo pasado el guardia de la calle donde dejamos los autos, se acercó a decirnos que desde agosto iban a empezar a multar a los autos estacionados que no eran de la calle....
    Buena semana
    Saludos
    Soledad Tagle

    ResponderEliminar