domingo, 8 de enero de 2017

A las grandes vistas de la curva 32

Llegaron este día al punto de encuentro: Eugenio, Gabriel, Víctor, Alejandra y Pancho, en orden de llegada.

llegando
La Alejandra quería ir a Yerba Loco, pero al final el grupo optó por la curva 32, que es poco más arriba, camino a Farellones.

vista panorámica
Nos fuimos en la estupenda Van de Víctor. El paseo en auto sería largo.
Nos fuimos conversando y bromeando, aparte de disfrutar el paisaje.
Mucho ciclista en la ruta y mucha ciclista mujer también, que nos llamó la atención.

la señalética
Día soleado. Al llegar arriba y detenernos a apreciar las vistas, vimos un aire brumoso, que teñía un poco las fantásticas vistas que se ven en esta ruta.
Se irían formando nubes cerca de las altas cumbres, que aumentaron en toda nuestra estadía en la ruta.

Alejandra, Pancho, Víctor y Eugenio
La ruta se ha enriquecido con señalética con documentación de flora y fauna local. Algo valioso y eso que no cobran entrada. Valor desde la gratuidad. Será posible ?

Alejandra

La ruta es casi plana, casi a la altura de Farellones. El paisaje florido abundantemente. Flores pequeñitas a flor de piso, arbustos floridos, astromelias, que nombró muy bien la Alejandra. Bellas. Muy bello es paisaje.

Víctor, Pancho, Eugenio y Alejandra
Gabriel, Pancho, Eugenio y Alejandra
Llegamos al loteo de las antenas, pues cada una de las cuatro antenas, tiene su casucha asumo.
En vez de seguir adelante, decidimos volver, pero yendo o ascendiendo a las cumbres que habíamos pasado por el costado. Pancho lideraba.

territorio florido
Llegamos a un punto, con vista, un poco más allá, a un valle por el que solemos andar cuando entramos por la Ermita. Ahí nos sentamos, aprovechando una roca para guarecernos del viento fresco que corría. Comimos, bebimos y apreciamos las aves que nos circunvolaban. Cóndores entre ellas.

vista panorámica

Eugenio y atrás, Pancho y Víctor
Qué buenas y amplias vistas tiene esta ruta. Bellas, al punto que la Alejandra decía que no era necesario fuéramos a Suiza, pues esto le hacía perfecta collera.
Y las nubes que iban en aumento en la zona de las altas cumbres. En el ultimo momento, alguna nube pasó sobre nosotros y nos hizo sombra. Pero solo fue en la última etapa, cuando ya llegábamos al auto.


las curvas a Farellones a la vista
De vuelta, conversando y bromeando, en un exquisito transporte, en una hermosa ruta.
Otro domingo, de ejercicio, contacto con la naturaleza, en buena compañía. Gracias por ello.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario