martes, 3 de enero de 2017

Comienzo de año en Las Varas

Previo acuerdo con Pancho Balart para que me recoja en la casa que estoy cuidando a las 8:30am, me levanto mucho más temprano, a cumplir labores de cuidadora: servir desayuno-almuerzo a los dos perros y a los dos gatos de la casa. Las porciones se confunden y espero no darles a los perros comida de gatos y viceversa.

Elisa Salinas y Emilia Bunster
Uff! Otro problema, olvidé los zapatos de cerro en mi depto.…tengo que buscar zapatos, reviso closets arriba y abajo, encuentro 3 posibilidades. Escojo por tincada, la suela de los zapatos tiene que ser con hendiduras hondas. Mi número de zapato es pequeño, al igual que la niña de 10 años que vive en esta casa…al parecer calzamos igual. ¡Eso es suerte!

Elisa y Emilia
Pancho me recoge puntualmente y partimos raudos hacia el punto de encuentro. Allí está Gabriel y la Emilia (hija de Gabriel) y muy luego se suman su pololo, el Negro y Elisa, la polola de Diego (también hijo de Gabriel). Partimos 6 rumbo a la Hacienda Las Varas por el camino a Farellones.

Emilia y detrás Pancho y Negro
Comenzamos la caminata por camino ancho hacia la laguna artificial, nuestros compañeros no conocen el lugar y todo les sorprende. Estos jóvenes suben cerros una vez al año, la vida estresada que llevan, les hace mantenerse alejados de esta maravillosa posibilidad de contactarse con la naturaleza.

Elisa Salinas
La subida se hace amena en conversaciones que fluyen, así como el nuevo año, proyectos que terminan mientras otros comienzan. Los principios abren su abanico de posibilidades que más vale visualicemos antes para estar mejor preparados porque siendo el año del gallo, madrugador y revoltoso, lo mejor es no tener lazos sueltos y estar bien plantados para enfrentar penalidades.

Elisa, Gabriel y Negro
Hoy, por ser la primera subida del 2017, (nos pilla con algunos kilitos de más después de tanta celebración) Gabriel en la canaleta, en el momento de descanso, saca debajo de la manga, un resto de Bailey que comparte con nosotros que lo tomamos gustosos. ¡Y finalmente le da el bajo consumiendo hasta la última gota de la botella…Hip!

Rebeca
Luego a la espera del trío dinámico de la Emilia que llenos de desbordante energía, siguen subiendo un poco más, para conquistar otras cumbres cercanas, vemos bajar por empinados senderos varios grupos de ciclistas mientras descansamos bajo el árbol de la canaleta. Me impresiona ver lo casi imposible de entender, ¿que hace a estas personas arriesgarse tanto al realizar este tipo de deporte extremo”?

Gabriel brindando por este nuevo año: SALUD !!
Un poco más abajo ya de vuelta a los autos, somos testigos de que algo sucedió con ellos; probable accidente de ciclistas. Llegan al lugar donde estacionamos los autos varios vehículos que suben en búsqueda de los accidentados, luego ya en la carretera nos cruzamos con bomberos, policías y otros. Espero que no haya sido tan grave pero la duda queda en el aire.

Gabriel y Pancho
Fue un buen paseo, linda mañana, grata conversa, buenos amigos…excelente comienzo del año

Andrea y Negro
SALUD!!

(texto de Rebeca Domínguez)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario