domingo, 23 de noviembre de 2008

!!Cumbre a la vista!!


Acompaña este posteo esta formidable cantante de jazz Diana Krall




Todo tiene su principio y su final, el comienzo del día dispone el ánimo para lo que viene, y eso que viene siempre tiene alguna novedad...buena o no tan buena o definitivamente mala, díficil y dura. Quiero comenzar este posteo por contar lo mejor que fué el haber logrado llegar buena parte del grupo hasta la cumbre que siempre es un triunfo en estas jornadas.

Llegamos a la Terpel Miguel, la Consuelo, Gabriel, la María Elena, Pancho y yo, luego nos encontramos en el puente con Cesar que estaba muy bien acompañado de la Panchi, la Paty y Carola, en total diez, buen número. Desde un comienzo se escuchaba ya fuertemente un continuo de chicharra que al parecer nos contagia y las conversaciones fluyen espontáneamente tal chicharras.
La exigente escalada no se hizo esperar y esta vez la meta era llegar hasta la cumbre, esa que tantas veces nos llamaba pero la energía nos faltaba y bueno, es comprensible después de una semana trabajada a concho, para que venirnos a sacrificar tanto ¿no?.







Esta vez era la cumbre, esa inalcanzable esquiva que cuando sigues subiendo porque la ves que esta ahí no más...aparece otra cima, y luego otra... y la porfía aparece en la mente y dice:! vamos !tú puedes!. Ese látigo que te pide más y más que se impone al final y te lleva a conseguir logros es también lo que nos trae acá todos los domingos.

De la bajada prefiero ni hablar; se hizo pesada y tan escurridiza como la cumbre... fué muy dura. El silencio y la ansiedad por llegar abajo entera era la máxima preocupación, el dolor en las rodillas sólo se sentía cuando paraba, asi es que continuaba bajando soñando con un poco de agua y el asiento del auto.



Sin embargo esta experiencia me deja pensando seriamente en la motivación que tengo por venir a los cerros y que me gustaria que los que participan habitualmente de esta práctica se sumaran a esta reflexión a través de sus comentarios.
Mi reflexión
1 Vengo a conectarme con la naturaleza y con el cosmos y sentir tanto mi particular precencia como mi pequeñez
2 Vengo con respeto a la naturaleza sin invadir vengo a dialogar con ella y con mis amigos, no vengo con ánimo de conquistar territorio e imponer mi voluntad.
3 Vengo especialmente a escuchar, a escucharme y a escuchar a los otros...es un fantástico ejercicio de generosidad.

Creo que podría seguir mucho rato enumerando motivos que me impulsan a venir porque cada día descubro otros, pero les pido esa tarea a ustedes que están leyendo. Es simple, pinchas la palabra comentario que está al final de este texto, luego escribes y te registras con tu correo electrónico y la clave si tienes gmail. Sino puedes enviar tus comentarios a través del mail.



8 comentarios:

  1. El cerro es para mi un lugar de expansión, de estar en medio de la naturaleza, que es bella y generosa y casi nunca amenazante (el toro podría ser una amenaza), donde asciendo, llego a objetivos, hago ejercicio, en general no compito, ejercicio no agresivo, donde estoy con las personas que subo, horas, y donde las conversaciones posibles son todas, donde el grupo que hemos formado tiene un nivel de intimidad y cariño, que me resulta un alimento esencial del alma.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7:50 a.m.

    Ayer viendo una agenda del 2003, me di cuenta como he bajado mi cantidad de idas al cerro este año. Quiero volver a que esta actividad se convierta de nuevo en la principal.
    Lo mio es el ejercicio y el contacto con la naturaleza.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:14 p.m.

    Aunque no soy de este grupo, veo las fotos y leo de sus experiencias en los cerros y me dan ganas de hacer aalgunas caminatas. Pienso estar en un grupo seria ahun mas positivo y una experiencia ahun mas rica. Me he deJado llevanto por la ciudad y el estilo de vida rapido que me he olvidado de lo esencial...Muy bonitas fotos! Me gustaria unirme al grupo ir explorar esos parajes--aunque sea una vez....
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Gabriel.

    Eres el lider de este grupo sin duda,
    es tu alma que mantiene vivo este panorama dominguero que para muchos de nosotros es muy muy importante.

    Por tanto no me queda más que agradecerte.

    ResponderEliminar
  5. Para los anónimos el mensaje es que ya no lo piensen tanto y vengan este domingo a vivir la experiencia...no se van a arrepentir.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:38 a.m.

    Rebeca,muy bueno tu posteo, no sabía que escribieras tan lindo. Te felicito.
    Fue un placer compartir el cerro con el grupo tras tanto tiempo de ausencia.
    Espero aumentar la frecuencia de salidas

    Cariños a todos,
    César Masihy

    ResponderEliminar
  7. A los que escriben como anónimo,favor firmen sus Posts aunque sea con un seudónimo, para poder responderles algo

    ResponderEliminar
  8. Francisca González9:29 p.m.

    Estimados amigos, no tengo gran don de la palabra, pero me siento muy identificada con la reflexión escrita por Rebeca.
    La verdad que la experiencia es maravillosa, y el esfuerzo aplicado generalmente tiene sus recompensas. Es así como este domingo tuvimos un avistamiento espectacular de un condor, que nos acompañó por un largo rato.
    Creo que haber aceptado hace un poco más de dos años la invitación de mi gran amiga Paty a subir cerros, es lejos una de las cosas más maravillosas que me ha sucedido en los últimos tiempos (claro, sin restarle importancia a cosas de otro ámbito, como mi hermosa familia).
    Me es difícil explicar todos los sentimientos que fluyen cuando realizo estas caminatas con la naturaleza a flor de piel, pero lo que si les puedo contar es que la emoción me inunda al llegar a la cima.
    Les agradezco a todos ustedes la grata compañía y la nueva aventura de este domingo.

    Cariños a todos...

    Francisca

    ResponderEliminar