martes, 12 de julio de 2011

Paseo a Isla Negra

Puro Chile es tu cielo azulado...

Grupo en Isla Negra

Muy alegres y entusiasmadas partimos el sábado tempranito a Isla Negra a la casa de los Balart-Armendaríz, las amigas invitadas eramos cinco...Paula, María Elena, Consuelo, Isabel y Rebeca. Luego de algunos mails de idas y de vueltas, la comunicación instantánea  y fluida, hizo que este panorama de fin de semana resultara todo un éxito, con almuerzos y aperitivos memorables, gloriosas caminatas, tardes de cine arte, y todo esto gracias a los anfitriones de lujo que nos hicieron sentir en casa.

Consuelo contemplativa

Almuerzo: Siendo un grupo de animadas mujeres subecerros, luego del almuerzo del  sábado, esquisitamente preparado y servido por las encargadas Consuelo y María Elena que se habían esmerado con un buen plato de lasaña y papayas de postre, vemos a Pancho que caballerosamente se preocupa de completar las copas y hacernos sentir a gusto. Luego, salimos a caminar por las rocas que son casi parte  del jardín de la casa, caminata que nos sirve para hacer ejercicio y bajar la guatita por todas esas calorías extra que habíamos consumido en el almuerzo, como también para contemplar de cerca ese mar que tranquilo te baña; como dice el himno patrio.
Lobito de mar ¿perdido y flaquito?

Concentradas nos encontrábamos saltando de una roca en otra, cuando aparece ante nuestra vista para sorpresa nuestra, un precioso  ejemplar de lobito de mar que andaba medio perdido según Pancho. Se queda observando el agua un buen rato, hasta que decide volver a sumergirse. Gran regalo para los ojos, fue también poder presenciar la maravillosa puesta de sol esa tarde.


La invitacion incluye puesta de sol

Tarde de cine a todo color, con pantalla panorámica con fotos de la Patagonía nos traía la Paula desde su "Mallín Colorado", lugar privilegiado que es parte de nuestro campo de flores bordados, que es la copia feliz del edén... el paraíso mismo que tenemos los chilenos. Paula con su espontánea alegría, nos acerca a este maravilloso mundo de Aysén a través de imágenes que acompaña con amenas descripciones, anécdotas e historias que hicieron de este sueño familiar, una realidad que la llevan a pasar la mitad del año recibiendo visitas de turistas que acoge en adorables cabañas y que además incluye paseos y caminatas a lugares paradisiacos de la zona.


Paula, la fotógrafa nos acerca a la Patagonía

Mientras tanto, seguimos dándole al mastique para ejercitar los sentidos del gusto y saborear los manjares finos que Isabel y Paula nos ponen al frente.!Super atletas tod@s!.

Rebeca  llorando de la risa

Y ese mar que tranquilo te baña, te promete futuro esplendor: así fue, de mañanita bajo a preparar desayuno y me encuentro con la María Elena meditando en el living, aprovecho entonces de hacer mis ejercicios de yoga, mientras la Consuelo se pone hacendosa en la cocina. El desayuno es mi pega junto a Andrea y María Elena que ayudan, esperamos al resto con aguita y pancito caliente, para entrar en calor y despertar definitivamente para hacer nuestra caminata matinal de los domingos que promete. Pancho y sus invitadas nos disponemos a la caminata, justo entonces aparece nuestro vecino Rony quién nos acompaña a las rocas de Punta de Tralca muy a gusto se encontraba en la compañía de abundantes féminas.

close-up de Isabel

Nos dirigimos por camino plano a la punta rocosa donde nos encaramamos tomando altura buscando la vista panorámica, esa que nos permite visualizar toda la costa ya que la majestuosa blanca montaña se  nos quedó en Santiago junto al pisco sour de la Isabel. Bajamos después a la playa y aspiramos profundo para que ese olorcito a mar nos acompañara mucho rato.

encaramándose por las rocas

De vuelta a casa nos esperaba Andrea con la mesa muy bien puesta para el almuerzo, el menú: "paella a lo Andrea", luciendo su especialidad y buena mano, mientras Pancho colabora con servirnos y completar copas. Como era de esperarse, conversaciones pintorescas de todo tipo de aves y  las recetas que van y vienen en la cocina llena de mujeres.
Exquisita paella a lo Andrea...mmm, para chuparse los dedos


Luego de una relajada siesta, nos preparamos para otra sesión de cine-arte con la producción que Rony de su viaje en el 2006 a India y Nepal. Imposible pasar inadvertido este valioso material que nuestro amigo alemán, con calidad profesional nos ofrece. Se nos queda en la retina entre otras cosas, los cultos y rituales, los vivos colores de las telas, las calles repletas de gentes y animales que nos parece caótico, pero en definitiva estamos lejanos de entender su cultura porque somos muy distintos.

Pancho...!al agua no!, tú no eres lobito de mar
Un homenaje a nuestro querido amigo Pancho, porque él y su mujer Andrea cariñosamente nos abren sus puertas y nos acogen de corazón, en nombre de todas las muchachas subecerros que compartimos este panorama, un enorme y sentido abrazo por compartir con nosotras un feliz y gozoso fin de semana en la costa de nuestro Puro Chile.

2 comentarios:

  1. Anónimo7:59 p.m.

    espectacular!! que buen fin de semana!!

    Saludos

    Andres

    ResponderEliminar
  2. Me lo perdí. Que buen reporte y que buenas fotos; geniales.

    ResponderEliminar