domingo, 11 de noviembre de 2012

Club Ecuestre, vuelta completa

Subiendo por la Kennedy recibo un telefonazo de la Marisol, que me cuenta que a la altura del Mall del Deporte (ex), está cortado y hay miles de ciclistas. Después sabremos que hay carreras hasta Farellones y se esperaban 3.000 ciclistas.

Acordamos reunirnos en la Petrobras de Canta Gallo. Llamo a Pancho que ya está en el punto de encuentro y le digo las noticias. Esperará un rato por si llega alguien más y bajará a nuestro encuentro.

Paula, Dirk, Antonia, Marisol, Pancho
Dirk llamará también y lo pauteo. Al final seremos la Marisol Rozas, Antonia Staforelli, Paula Nordenflicht, Pancho, Dirk y yo, Gabriel.

En vista de los cierres de caminos, optamos por el Club Ecuestre de la Dehesa. Dejamos parte de los autos en el Portal de la Dehesa y seguimos en dos autos.

Pancho, Antonia, Paula, Gabriel, Dirk
Arrancamos cerro arriba por la calle de más a la izquierda. Hasta un cruce de tres caminos donde había unos ciclistas que nos sugirieron la huella de más a la derecha.
El cerro florido, con el pasto verde frondoso y alto como nunca. Manchones amarillo de flores. Paisaje hermoso, el canto de los pájaros abundante. Cielo completamente despejado.

un alto a contemplar un potrillo
close up a la escena
La Marisol contó un buen pedazo de su envidiable viaje a Europa, con escala en Suecia y llegando incluso hasta San Petersburgo. Contaba y nosotros escuchábamos, imaginando quizás las escenas que ella describía, mientras caminábamos.

La pendiente aumentó y el grupo se silenció. Suele pasar, cuando la pendiente es fuerte las energías se concentran en el esfuerzo del ascenso.

Antonia Staforelli
Antonia maravillada con este cactus con flores rojas
Llegamos a una cumbre después de una buena caminata sin parar y vimos el otro lado, siendo este para nuestra sorpresa, Santa Martina, muy cercana.
Paramos un rato a descansar, tomar agua, algunos se sentaron.

Las tres mujeres y un cactus
Dos psicólogas en el grupo y un coach, favoreció ciertos temas más profundos del alma, las parejas y la sexualidad humana. Conclusión, los formatos de parejas después de los 50 son cualquier cosa, que sea del acuerdo de la pareja y donde cada parte sienta que su ser puede ser y tiene el apoyo del otro para su crecimiento. Eso.

Pancho, Antonia y de pie Paula
Rodeamos el cerro por detrás en relación al Club Ecuestre, yendo hacia el oriente. En un punto el paisaje era tan hermoso, la vista tan fantástica que buscamos una buena sombra con esa vista e hicimos nuestra detención de cumbre. Comimos naranjas y frutos secos de la Antonia.
Pasó un tipo a caballo y nos dio las señas para retornar al Club Ecuestre, sin tener que devolvernos.

Paula y Marisol
Marisol trae a colación una invitación que hizo Javier Cox (javiercox76@gmail.com), subecerro y Director de América Solidaria, para una cena en la Casona de Las Condes, mañana lunes a las 19:30 con entradas a $13.000, de celebración de los 10 años de un lote de organizaciones solidarias. Si alguien quiere más antecedentes se puede comunicar conmigo o con Javier Cox.

hombre a caballo
Continuamos nuestro camino hasta encontrar el sendero de descenso, justo donde había un padre con su hijo, que nos dieron las últimas indicaciones.

El descenso fue pausado por la pendiente y lo resbaloso del terreno en ciertas partes, pero la conversación en dos grupos de tres, hizo que llegáramos al Club Ecuestre antes que los temas se hubieran completado.

Un grupo perfecto, una ruta perfecto, un día perfecto, una época del año perfecta. Hasta se me hizo corto.

descenso

No hay comentarios.:

Publicar un comentario