domingo, 7 de julio de 2013

Al Pochoco por una ruta alternativa

Figurábamos cuatro hombres en la Terpel de Arrayán en este día nublado, cuando de golpe llegan seis mujeres. armándose el grupo de 10 personas que al final fuimos.

Era tal el tráfago de los esquiadores en plena temporada que optamos por ir en otro sentido al de ellos y después de un breve debate, la opción fue el Pochoco, por una ruta alternativa que Pancho conocía.


atrás la cumbre del Pochoco
cambio de fotógrafo
El grupo fue este: María Elena, Marisol, Antonia, Clara, Margarita, Marcela, Pancho, Francisco Toyos, Francisco Valdivieso y yo, Gabriel.

Encontramos un paso por entre una reja, ayudados por un cuidador al que varios abordaron para pedirle indicaciones de la ruta hacia arriba.

falta la María Elena y la Antonia, que se habían ido a la cumbre
y el fotógrafo, Pancho Balart
Partimos por una ruta sin un camino definido, con algunas de las nuevas resoplando de lo lindo y dudando de las decisiones de los líderes. Igual llegarían arriba de este primer ascenso, donde hicimos un breve descanso.

primera parte
primer descanso
otra vista del primer descanso
Seguimos hasta el Mirador donde hicimos una detención y contemplación del paisaje y la vista de un Santiago sin tanto smog como otras veces.

en el Mirador; María Elena, Antonia y Marisol
Las mujeres sin pareja intentaron alguna maniobra con un psicólogo, también soltero, que se detuvo por ahí, sospecho que sin mayor éxito.

Marcela, María Elena, Marisol y Francisco Valdivieso
De ahí seguimos al llamado Portezuelo, donde establecimos nuestro campamento de cumbre.
La María Elena y la Antonia, siguieron hasta la cumbre, mientras nosotros descansábamos, comíamos y conversábamos.

la fila era larga
Surge una oportunidad de comprar una promoción de cajas de 12 botellas de vino de selección marca Maquis y se produce una avalancha de compras. Quedamos prácticamente todos equipados para pasar el invierno.

un bello lugar para seguir la convesa sentados
Ahí la conversación explotó cuando la Marisol se puso a contar de sus aprendizajes en unos cursos para psicólogos a los que está asistiendo con la Antonia (ambas son psicólogas) y dijo que la pareja como institución había explotado completamente en estos tiempos y que venía una época en donde se produciría un completo rediseño.

anotando ventas y comiendo naranjas
Ello dio para una conversa especulativa donde se dijeron cosas incluso, que aquí no pueden reproducirse si queremos mantener las composturas que estos tiempos aun requieren.
Un temazo, que no es nuevo en este grupo, pero que el aporte de la Marisol y las cosas que ahí se dijeron me dieron la posibilidad de hacer algunos aprendizajes.

Quizás lo que más valoro fue la franqueza del diálogo entre hombres y mujeres, en un paraje además excepcional; con esta vista:

vista a la cumbre desde donde paramos
Quiero destacar a esta mujer, Margarita, que partió haciendo gestos de que esto era mucho para ella y terminó embalada, liderando incluso el grupo y feliz.

Margarita

1 comentario:

  1. Anónimo9:11 p.m.

    La capa de smog sobre Santiago era muy poca en el barrio alto, incluso hasta el centro, pero era inmensa sobre Quinta Normal, Cerro Navia y todas las comunas al poniente.

    Entretenida salida. Un abrazo a todos y especial agradecimiento a Gabriel que se preocupa de que todas las semanas las salidas queden documentadas.

    Saludos,

    Francisco Toyos

    ResponderEliminar