domingo, 21 de julio de 2013

Pochoco nevado entero

foto enviado por José Luis Rodriguez
La noche anterior llovía en mi casa y nos llegaron señales (whatsapps) de que más arriba nevaba. La subida del día siguiente estaba cuestionada.

Al amanecer me asomé y vi una cordillera nevada hasta abajo y pedazos de cielos azul. Me vestí y partí al cerro.

Pancho y detrás Francisco, bajo la niebla
Había un taco en la ruta a la nieve que nos hizo pensar de un posible accidente, más arriba, simplemente por lo resbaloso del pavimento.
Con Pancho nos fuimos a tomar un café al local de la Terpel.

Ahí llegaron después Francisco Valdivieso, Francisco Toyos, la Consuelo y la Anne Marie; aparte de Pancho y yo, Gabriel. Seriamos seis.

empieza a aparecer el sol de costado
Hicimos el debate de que cerro subíamos, con puras opciones que eludieran el camino a Farellones. Finalmente optamos por el Pochoco, subiendo por la variante de Pancho.

Pancho y más atrás Anne Marie
Al estacionarnos, un vehículo que nos seguía quedó detenido patinando en el pavimento. Tuvimos que ir a su rescate, empujándolo para sacarlo de la berma. Así estaba la cosa, con nieve hasta los pies del Pochoco.

Pancho emergiendo del cajón de rocas
El ascenso de la primera cima fue duro y bello a la vez. No había rastros para seguir, todos tapados por la nieve y en un primer momento tuvimos sol que se fue escondiendo tras una nube que nos cubrió completamente.

Gabriel en el Mirador
Llegamos al mirador con una vista gloriosa. Sacamos muchas fotos y estiramos nuestra permanencia ahí, por la belleza del espectáculo.

Francisco. Consuelo, Toyos, Anne Marie, Pancho, en el Mirador
Un tema de conversación fue el tema de la nueva candidata, Evelyn Matthei, de la UDI. Cómo podía ser que dos mujeres fueran lo mejor que podíamos como país tener, para tan alto cargo. Qué pasa con los hombres. Una hermosa mujer pasó al lado nuestro y escuchó la conversación y dijo sonriendo, "son los tiempos que corren".
Lo que si concluimos, es que la derecha está haciendo un papelón con esto de sus candidatos, para el regocijo probablemente de la izquierda.

Gabriel, José Luis Rodríguez y Pancho
Nos encontramos con un muy querido amigo que venía de bajada, José Luis Rodriguez, el puma chico, pues nunca intentes accederlo por Google, pues todas las primeras pantallas se las come su pariente, el puma grande. Si quieres saber algo de él puedes visitar su blog, que debe tener medio parado hace rato.

José Luis y Gabriel
La subida fue cuidadosa, pues los resbalones estaban a la orden del día. Llegamos a la cumbre y de sentarnos a descansar, ninguna posibilidad. Así que el ágape fue de pie.
Naranjas de Pancho y una abundante oferta de cosas ricas de Anne Marie; frutos secos, nueces, almendras, mandarinas y chocolate.

en la cumbre del Pochoco, comiendo y disfrutando del paisaje
El descenso fue lento y como la hora había avanzado me adelanté para llegar sharp a las 2 a mi casa a almorzar. El resto bajó cuidando a las mujeres que traían un ritmo más lento.

Francisco Valdivieso
Ah, arriba, en la cumbre, de repente entró una nube más espesa y vimos aparecer un bello y enorme cóndor, escondido en la nube, que pasó a muy baja altura y muy cerca nuestro. Un increíble espectáculo.

Francisco Valdivieso y la nieve
la cumbre del Pochoco se divisa entre las nubes
foto enviada por José Luis Rodriguez
foto de José Luis Rodriguez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario