lunes, 8 de diciembre de 2014

Paseos sugeridos por Fernando Saavedra

Fernando Saavedra, ha quien encontramos y conocimos en el último paseo al Potrerito, que él llama El Rulo, me ha hecho llegar ideas de paseos o caminatas, que dejo aquí:

  1. Paso Marchant. Si sigues unos 5 Km por el camino de la Disputada, más allá de la “Posada Inglesa” (donde se dejan los vehículos para subir al Rulo (Potrerito).llegarás a Paso Marchant, donde la minera tiene cerrado el camino. Ah+i dejas los autos; bajas a pié unos 150 metros, y subes la pared norte por un sendero algo empinado que se dirige al poniente. En cosa de 1 hora llegas a una quebrada con un hilo de agua. Luego se sube la ladera hacia el norte hasta un llano abierto. Luego se toma hacia el oriente subiendo y bajando unas lomas hasta una quebrada que a veces tiene algo de agua. Fin del recorrido. Se desanda el camino, pero cargándose a la derecha (norte) para bajar entre unas bonitas rocas muy grandes que forman cuevas y abrigos.  Ahí no parece ir gente. Sólo caballos que marcan senderos que hay que identificar.
  2. Quebrada Seca. En el kilómetro 9-1/2 la carretera hace una pronunciada entrada a la izquierda (norte) hacia una casa donde vive el “Charol” (Eugenio Silva), cuidador de ese fundo. A menudo hay camiones que guarda su hijo Alfredo, que vive ahí. La mujer del Charol se llama Rosa.. Se le pide la pasada para subir por la “Quebrada Seca” hasta la cabrería que tiene Pablo, un ermitaño inteligente, viajado e informado, que ahora  cría cerdos. A su perro Barrabás le encanta que le hagan cariño- Todo el sendero es a través de bosque nativo y virgen, a lado y lado. Son como 2 horas de subida con sombra.
  3. Piedra Blanca. Subiendo por el camino de la Disputada, como 1 o 2 kilómetros más arriba de La Palomera, roca agujereada donde practican los escaladores, se ensancha el camino frente a unas casas que son la entrada del fundo Piedra Blanca de unos señores DuBelloy aficionados a las motos. Hay una barrera interior que hay que levantar. Hay abundante estacionamiento. El cuidador se llama Ricardo y su mujer la señora Norma vende unas muy buenas empanadas. De ahí se sube a pié por una camino de autos durante 1 hora hasta llegar a una gran huecada llamada el Llano de Carlos, donde anidan los motoqueros. Se lo atraviesa hacia el poniente y luego se sigue la vieja huella de autos (ahora destruida por las motos) que termina en un llano al pié de un cono llamado El Caracol. En dicho llano hay árboles de sombra y se puede descansar y almorzar. El camino de vuelta es por donde mismo. Se ven conejos, perdices y otras aves, A menudo hay que darle el paso a 2 o 3 motos que suben haciendo su deporte. Paseo también de una 4+ horas.
Fernando Saavedra y Gabriel, de pie

1 comentario:

  1. Anónimo12:19 p.m.

    Interesante bajada en modalidad potocross... Definitivamente no es una buena alternativa llevar a los que se inician en el tema de cerros al Pochoco. Esta muy desgastado. No es una buena experiencia y la gente tiende a no querer volver.

    Este fin de semana Santiago parecio desierto. Yo lo note el viernes en la tarde y el sabado en la mañana cuando emprendi rumbo a Concon. En el litoral parecia verano.

    Saludos,

    Francisco Toyos

    ResponderEliminar