domingo, 20 de noviembre de 2016

Haciéndola corta por Las Varas

Llegamos con la Rebeca y ya estaba ahí, José Salinas, el de Blumos. Al poco rato llegó Pancho. Y esos cuatro seriamos.

Pancho pide hacerla corta, pues tiene la misa del funeral de la suegra de Francisco Toyos. Las Varas era una buena opción, a pesar de los muchísimos ciclistas que recién habían pasado hacia arriba. José había pedido una opción donde él pudiera seguir solo, pues pensaba quedarse en los cerros hasta como las cinco de la tarde.

Rebeca adelante, la siguen Pancho y José
Pagamos la entrada de Las Varas, salvo dos que quedamos de pagar a la vuelta, pues la señora no tenía vuelto, para el billete con que andábamos.

Rebeca y José
Subimos al principio con mucha lentitud, disfrutando el día, soleado con nubes altas, que bajaban un poco la temperatura.
A la segunda curva Pancho propuso tirarnos a lo derecho hacia arriba, en la dirección de unas rocas que la Rebeca había visto parecidas a dedos de una mano. Y eso hicimos.

atrás la cumbre del Pochoco
Fue una fase de escaramuza. De buscarle el lado al cerro, a las pendientes, las rocas y los matorrales, algunos de ellos litres.
Fue entretenido y laborioso. Llegamos a la cumbre que nos habíamos propuesto, cansados y traspirados. Y nos encontramos con una ruta standard, por la que seguimos cerro arriba. La Rebeca adelante, esta vez.

José y la Rebeca
Al llegar a una cima, donde empalmamos con nuestra ruta más habitual a la cumbre, decidimos virar hacia abajo y establecer nuestra cumbre de ese día, por la hora.
José nos acompañó al ágape, pero después se despidió y se las emplumó solo cerro arriba.

Pancho
Comimos mandarinas, frutos secos y pasas de la Rebeca. Con vista cerro abajo.

Y bajamos tranquilamente, los tres, conversando. Incluso no tomamos el atajo al llegar abajo, para hacerla mas larga, quizás.

a la vuelta pasamos por el tranque;
aquí se aprecia la nubosidad del día
Pagamos, los que habíamos quedado pendiente, tomamos el auto de Pancho y nos fuimos. Pancho a su misa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario