miércoles, 2 de noviembre de 2016

A la Ermita en fin de semana largo

Llegamos 8 en un fin de semana largo, todo un récord.  Estaba José 1 y la Lily con la Alejandra cuando llegamos la Isabel y yo (Eugenio), en eso llegó Pancho seguido de José 2 y luego Víctor.
No hubo mucho debate Pancho propuso la Ermita y tomar una subida diferente que nos mostraría.
Partimos 4 en el auto de José y 4 en el mío.
La subida se inició cruzando los alambres de púas y tirándonos cerro abajo, hasta un camino que conduce a un puente de madera que cruza el río. El sector por donde nos metíamos antes, que tenía una canaleta de fierro corrugado ha cambiado, ahora hay una reja y perros.

en una cumbre
La subida un poco fría pues íbamos por ladera sin sol. La conversa saltó desde los autos híbridos hasta los avatares de la cancillería y la delicada situación de las relaciones de nuestro país con sus vecinos y como muchas veces, por miradas de corto plazo, se descuidan aspectos de este asunto.

cruzando puente
Un perro de por ahí nos siguió, era curioso porque se mantenía siempre detrás de una persona, no era el típico perro que se adelanta y se cruza por delante.

Pancho
El grupo se distanció en una avanzada compuesta por Pancho, José 2, la Alejandra y la Lily. Un poco más atrás Víctor, José 1, la Isabel y yo.

Víctor y Pancho más perro
En un momento alcancé al primer grupo y la Lily se quedó atrás. Al esperar al resto supimos que la Lily había decidido quedarse en un lugar donde la recogeríamos a la vuelta.
Nos estuvimos en un plano a descansar un rato y comer algo.
Ricas mandarinas de Pancho esta vez y frutos secos.
José 1 preocupado se decidió a bajar para encontrarse con la Lily. El resto lo hicimos unos pocos  minutos después.  José 2 estaba complicado pues le avisaron de su trabajo que tendría que ir a solucionar un problema con posible viaje a San Antonio.

Isabel
No nos encontramos con Jose 1 y la Lily al bajar.
Bajamos por la ruta de los tubos, pasando por la caseta de la antena abandonada.

Eugenio
El cielo sobre Santiago mostraba nubes muy oscuras  pensamos que no tardarían mucho en llegar los anunciados chubascos.

A la vista José Manuel, Víctor y la Isabel
Llegamos al estacionamiento pensando que José 1 y la Lily ya habrían llegado pero no era así.
Esperamos, conseguimos sus teléfonos y Pancho los llamó varias veces. José 2 y la Alejandra se ofrecieron a esperarlos así q el resto partimos de vuelta.

detención de cumbre
Ya en Santiago recibimos llamada de la Alejandra contándonos que José 1 y la Lily habían llegado sin problemas.

la de atrás es la Isabel
Un rico paseo de domingo en fin de semana largo ya que lunes y martes son feriados.

cactus
(texto de Eugenio Lagos)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario