domingo, 13 de julio de 2008

Abriendo nuevas rutas en la zona del Alto del Naranjo

Nos reunimos en una ex YPF, hoy Tercel, 6 personas: Pancho, Jorge Milla, Rebeca Dominguez, María Elena, Miguel Duran y Yo.
Pasó por ahí y estuvo conversando con nosotros la Verónica, que iba con un grupo del DAV no se p'a donde. Tiempo que no la veía.

Partimos a la base del Alto del Naranjo y tomamos una ruta diferente, a instancias de Pancho. Este se instakó como líder del grupo y nos huío por una línea recta de ascenso, hacia la derecha, en dirección a un piño de animales que se divisaban a lo lejos. Poco mas rato finteábamos entre ellos.

La conversa con Milla presente fue sabrosa e instructiva. Las relaciones de pareja; que tema. La co-creación en el eje de la dinámica. El romance o la pasión amoroso, la parte emocional, la mas anhelada. Los conflictos, la habilidad de lidiar con ellos; en particualr con las diferencias, etc etc
Jorge va al curdo de Graduados y todos aprendemos. Esto se llama trabajo en red.

Pasamos el canal y poco más arriba, quizás por la maravilla del día, declaramos esa nuestra cumbre y no seguimos más arriba.

Jorge y la María Elena se pusieron de guata en el suelo y abrazaron, se podría decir, la tierra.
Después Jorge inició unos movimientos de ejercicios, a los que varios nos sumamos.

El viento era helado, así mas temprano que tarde, bajamos. Caminamos por el borde del canal hasta un punto donde por lo rico de la temperatura, lo temprano de la hora, nos instalamos a meditar y después a conversar.

Miguel traía un tema donde hizo referencia a la película Zeitgeist, que yo conté se la había prohibido a mis hijos al mismo tiempo de decirles donde podían encontrarla.
Me contó que era asiduo jugador de ajedrez y me sugirió meterme al sitio freechess y jugar con quien quiera este disponible en el mundo; buena.

Volví a manejar el mercedes de Pancho, cosa que empieza a preocuparme por el impacto que ello me puede producir. Curioso fenómeno esto de manejar un mercedes. Miguel tiró el guante diciendo que él nunca había manejado uno. Bueno, no se en que va a terminar esto.

Un día exquisito. El día siguiente amaneció completamente despejado y días atrás, no muchos, había llovido. Inmejorables condiciones para subir.

Ah, a la Rebeca le están lloviendo computadores y no son de esos de Dell.

Hasta el próximo domingo (Pancho quiere subir al San Ramón; esto de ser líder le está subiendo demasiado los bonos)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario